Press "Enter" to skip to content

Yucateca contrae ‘Coronavirus’

Mérida, Yuc, 23 Ene.- Ayer, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador informaba que hay un posible caso de coronavirus en Tamaulipas, en esta ciudad una mujer ya había dado positivo a la enfermedad, aunque del tipo HKU 1.

Se trata de una ama de casa, L.E.R.O, de 58 años, quien desde el pasado jueves 9 fue internada en la Clínica de Mérida.

La mujer había ingresado por un presunto cuadro de neumonía, aunque la primera sospecha de los médicos fue que se trataba de coronavirus. Finalmente los resultados del laboratorio confirmaron que es el coronavirus HKU 1.

El coronavirus HKU 1 no es el mismo que se originó en China hace unas semanas y tampoco es tan fuerte y peligroso. Es, de hecho, uno de los cuatros coronavirus más comunes. Fue identificado en Hong Kong en 2005.

Se desconoce cómo la paciente adquirió el virus, pues en las semanas previas no había salido de viaje ni visitado ningún sitio turístico, aunque en la temporada decembrina estuvo de compras por el Centro.

De hecho, comentaron sus familiares, la mujer siempre había estado bien de salud, aunque reconocen que una semana antes de contraer la enfermedad estuvo un tanto estresada por la boda de una de sus hijas, el 3 de enero, “y creo que de allí se le bajaron las defensas”.

Días antes de la boda, L.E.R.O. ya presentaba algunas molestias, pero tanto ella como sus familiares pensaron que se trataba de una gripe normal, hasta que el jueves 9 tuvo dificultades para respirar, y fue llevada de inmediato a la clínica.

“Se empezó a ahogar y sentía que no podía respirar a pesar de que se le estaban poniendo medicamentos para que se le dilaten los bronquios. Cuando caminaba, de repente se cansaba y era raro, pues ella es muy activa”.

Al ver que no mejoraba y que iba empeorando, a las 10 de la mañana del jueves 9 la llevaron al hospital, donde en primera instancia les indicaron que era neumonía, aunque ese mismo día les dijeron que podría ser coronavirus.

La mujer estuvo en un principio en el área de urgencias de la clínica, donde la atendía un médico quien les dijo que estaba muy grave. Posteriormente fue trasladada a un cuarto y la empezó a atender el doctor Gonzalo Rosel Gómez, quien le dio otro tipo de tratamiento.

Actualmente ya está estable, pero se encuentra en una habitación aislada y no recibe visitas, más que la de su esposo y sus hijas. Además, tiene oxígeno porque no puede respirar por sí sola y tampoco puede mantener una plática porque se agota. Recibe terapia pulmonar para que sus pulmones se expandan y se normalicen.

La familia ya ha sido entrevistada por personal de la Secretaría de Salud del Estado, el cual les dijo que es necesario incrementar las medidas de prevención, desinfectar áreas de uso común como el baño y la cocina, utilizar tapabocas y no tocarse los ojos, la nariz y la boca, aunque de momento no es necesario que se hagan análisis.