Press "Enter" to skip to content

Una más del edil en pañales

PGL-consentido[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 29 Ene.- En la década de los 90 se transmitió por televisión una serie llamada Dinosaurios, uno de los personajes de esta serie era Baby Sinclair, un dinosaurio bebé en pañales, quien hacía berrinches y que siempre se burlaba de su padre a quien golpeaba con una sartén; el tema musical de la serie era «El nene consentido».

En el Carmen ya contamos con nuestro propio nene consentido, que bien podríamos llamarlo el BB consentido, por aquello de Berrinchudo y Burlón; se trata de Pablo Gutiérrez Lazarus.

Y es que en la sesión de cabildo realizada este jueves, en la que se discutieron, y mucho, temas de interés general, sobresalió el polémico cambio de nombre a la unidad deportiva ubicada en las orillas de la avenida Isla de Tris, que se le conocía como Guillermo Padilla González, y que en recientes fechas fue rotulada con el nombre de Polideportivo Chechén.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Al respecto, el «gran político» y salvador de las causas sociales, también conocido como el mesías, Pablo Gutiérrez Lazarus, quien por gracia y obra de la derrota de Jorge Rosiñol Abreu, es ahora el presidente municipal, y quien emitió el más fino de los discursos al referir que el tema del nombre del polideportivo le da risa, pues no es algo que merezca la pena debatirse en sesión de cabildo.

Debemos recordar que Guillermo Padilla González fue padre del décimo primer regidor Luis Javier Solis Sierra, y para éste el hecho de quitar el nombre de su padre de la unidad deportiva, ha significado una ofensa, además el cambio de nombre nuevamente no fue consultado a los cabildantes como lo señalan las leyes y reglamentos.

Llama la atención el hecho de que Gutierritos, el BB consentido, hiciera de menos el tema de la unidad deportiva, cuando ha sido él junto con sus pablitoliebers, quien se ha dedicado a pintar y casi vivir en canchas, parques y unidades deportivas. Al punto de poder señalar con gran seguridad, y en tono berrinchudo, de que nadie más que él acude a dichas áreas, e invitó a todo el cuerpo edilicio imitar sus labores «artísticas».

Por cierto en la misma sesión de ayer, el BB Pablo, pretendió insultar al síndico administrativo Alberto Rodríguez, al señalarlo como infantil mientras interrumpía la intervención de este último. Lo que no pudo observar el pequeño mandatario, fue la viga en su ojo mientras veía la paja1 ajena.

No cabe duda que para burlas y berrinches, el edil en pañales carmelita Pablo Gutiérrez, se pinta solo, es por ello que se ha ganado a plomo el mote de BB consentido.

Hasta aquí, La Puntita.

1.- La RAE define la palabra paja como caña de trigo, cebada, centeno y otras gramíneas, después de seca y separada del grano; pero también la define como masturbación, así que querido lector, de usted queda dar la interpretación que guste.

Comments are closed.