Press "Enter" to skip to content

Traslado de valores, nuevo servicio de la improductiva Fiscalía Estatal

  • Si tienes dinero la Fiscalía te protege gratis.

Ciudad del Carmen, Cam, 15 Dic, (La Puntita).- Amigo lector, si tienes la necesitad de trasladar miles de pesos y tienes miedo de que te asalten no te preocupes, la Fiscalía General del Estado pone a tu disposición su nuevo servicio de traslado de valores con personal capacitado en el resguardo de lo más importante, para ellos, siéntete seguro.

Ahora que si solo saldrás a la calle con lo que te pagaron en la quincena y no llega ni a 5 mil pesos, bueno tu sigue sintiendo miedo. Es más si te saltan ni vayas a denunciar por que los agentes ministeriales le darán carpetazo o te dirán que hay asuntos más importantes que atender; y si tienes la fortuna de que al momento de ser asaltado la gente te apoya y agarran al ladrón, pídeles que no lo golpeen o el delincuente puede denunciarte por agresiones, y ahí si la fiscalía intervendrá a su favor.

O si se da el caso de que llegue la policía y detienen al ladrón, no te sientas victorioso, por que después lo liberarán ya que si lo llevan a la fiscalía, los mismos agentes ministeriales regañarán a los pepos por llevarles un delito menor.

Parece chiste pero no lo es, así se manejan las denuncias dentro de la fiscalía estatal. Pero eso si, ya ofrecen el servicio de traslado de valores, pero solo aplica si eres empresario; o prestanombres de políticos. No resuelven ningún delito pero mándelos a cuidar a la gente de dinero, a los demás que los cargue el payaso.

En el estado más seguro del país crean una medida pensando en los altos índices delictivos, que no hay dicen ellos, pero esa medida solo beneficia a unos pocos, el resto de la población, el ciudadano de a pie, no tiene más opción que esperar a no ser lastimado mientras lo asaltan, o no ser macheteado, violado o embolsado.

Una medida que no debiera ser ni siquiera considerada si la fiscalía, y todo su personal, hiciera el trabajo que le corresponde: investigar e integrar correctamente esas investigaciones para que al llegar al juez no sean rechazadas. Encontrar, detener, procesar, juzgar y sancionar al delincuente. Y sobre todo dejar de lado el tortuguismo burocrático y la corrupción.

Hasta aquí, La Puntita.