Press "Enter" to skip to content

Sopas instantáneas pueden resultar nocivas

Ciudad del Carmen, Cam, 9 Ago.- Un solo vaso de sopa instantánea Maruchan cubre la mitad del sodio recomendado para un adulto. Es de los productos en el mercado que mayores cantidades de sodio contienen.

Por supuesto, un niño no debería de consumir este tipo de producto por el sólo hecho de que una porción cubre el total del máximo requerimiento diario de sodio para la edad (1,200 miligramos).

Además, llama la atención que un producto sumamente salado contenga azúcar (media cucharada por vaso o porción), pero es frecuente que la industria combine azúcar y sal para diluir los sabores tan intensos y generar el gusto que provoca combinar estos dos ingredientes.

La que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

Sopa instantánea Maruchan sabor a pollo (1 vaso):

Azúcar:

2 gramos de azúcar, lo cual equivale a aproximadamente media cucharada de azúcar. Llama la atención que un producto sumamente salado contenga azúcar.

Es frecuente que la industria combine azúcar y sal para diluir los sabores tan intensos y generar el gusto que provoca combinar estos dos ingredientes. Se ha demostrado que la combinación de azúcar con sal es potencialmente adictivo.

Un producto salado no debería contener azúcar, sin embargo se ha observado que cuando se combinan azúcar, grasa y/o sal esto hace que los consumidores comamos más del producto.

Fibra:

El total de fibra por paquete o vaso es de 2.1 gramos. Esta cantidad es baja para un adulto, la cual debe ser de al menos 25 gramos diarios.

Para un niño o adolescente el consumo de fibra recomendable es de 19 a 25 gramos al día.

Un aspecto importante de la fibra es que provenga de distintas fuentes como de granos enteros, frutas y verduras. El contenido de fibra en este producto es bajo porque la base es harina refinada.

Sodio:

Una porción contiene 1,190 gramos de sodio. El requerimiento total de sodio para un adulto es no mayor a 2,400 miligramos; por tanto, una sola porción de sopa instantánea Maruchan cubre la mitad del sodio recomendado para un adulto.

La cantidad de sodio que contiene una porción es realmente alta. Es de los productos en el mercado que mayores cantidades de sodio contienen. Esto es realmente grave, ya que quienes regularmente consumen el producto son adolescentes y niños escolares.

Por otro lado, de acuerdo al semáforo inglés para productos industrializados, se establece que un producto que contenga más de 600 miligramos de sodio por cada 100 gramos de producto es considerado alto en sodio. Y este producto contiene 1,859 gramos de sodio por cada 100 gramos de producto. Si una persona adulta consume dos porciones del producto, es decir, dos sopas instantáneas Maruchan (cada vasito es de 64 gramos), estaría consumiendo más del total de sodio máximo para todo un día.

La relación directa entre mayor consumo de sodio y valores elevados de presión arterial se demuestra en diversos estudios. La ingesta de sodio en la población ha incrementado considerablemente, ya que la dieta tradicional mesoamericana ha cambiado para ser sustituida por lo que se le ha denominado la dieta occidental o alimentación basada en productos industrializados altos en azúcares, grasas y sal.

Contiene 36 diferentes ingredientes, y de ellos, ¡tres son diferentes tipos de azucares y siete son diferentes tipos de sales!

Harina de trigo, minerales y vitaminas (niacina, hierro reducido, mononitrado de tiamina, riboflavina, ácido fólico), aceite vegetal (canola, semilla de algodón, palma), sal, vegetales deshidratados (4% zanahoria, maíz, chícharos, ajo, cebolla, tallo de apio) , maltodextrina (un tipo de azúcar), glutamato monosódico (un tipo de sal), azúcar, maíz, trigo y proteína de soya hidrilizados, grasa de pollo, pollo cocido en polvo, especias, levadura, salsa de soya deshidratada (utilizada para salar), carbonato de potasio (un tipo de sal), fosfato de sodio (un tipo de sal), carbonato de sodio (otro tipo de sal), inosinato disódico, guanilato disódico (dos tipos de sal), dióxido de silicio (agente antiendurecedor), lactosa (un tipo de azúcar), caldo de pollo, lecitina de soya.

De acuerdo con el investigador Michael Pollan, cualquier producto que contenga más de cinco ingredientes, no es recomendable.

Además, contiene glutamato monosódico el cual se ha visto que puede causar incrementos en el peso corporal, ya que se ha visto que interfiere con los centros de saciedad y hace que los individuos coman vorazmente. También se ha visto que provoca cierta toxicidad a nivel neuronal y hepática.

Por otro lado, en el etiquetado, en palabras muy pequeñas, hay una pequeña imagen en rojo de un microondas siendo tachado y en letras pequeñitas dice “no cocine en microondas”. Si esto lo ponen como indicación en la parte de recomendaciones para cocinar, es gravísimo que venga en letras tan pequeñitas, ya que la mayoría de la gente la cocina en microondas. De hecho, en muchas de las tiendas en dónde se venden, tienen la opción de que te la prepares allí mismo a través del uso del microondas.

Es importante resaltar que en la tapa del vasito también vienen las instrucciones para cocinado; dentro de esas instrucciones viene una leyenda que dice “preparación en microondas”. Es muy confuso que en el mismo empaque venga establecido que no se debe usar microondas para su preparación y al mismo tiempo tenga instrucciones para prepara en microondas. Si bien en esas mismas instrucciones establece que debido a la variación de potencia de cada microondas es mejor utilizar un contenedor distinto, es sumamente confuso, sobre todo cuando la mayoría de la gente que consume sopas Maruchan de vaso utiliza el microondas para su preparación.

En general, este producto no es recomendado para su consumo o evitarlo en la mayor medida posible por su alto contenido de sodio y grasa saturada. Sobre todo no ofrecer a los niños, ya que una porción cubre su requerimiento total de sodio para todo el día.
Como alternativa es mejor preparar y consumir sopa de fideos con verdura.

No olvidemos que la obesidad es una enfermedad y además es una epidemia, es decir, existe “algo” en el ambiente que está enfermando a la gente. A este ambiente se le ha llamado ambiente obesigénico. A diferencia de otras epidemias que se han presentado en la historia, entre lo que nos está enfermando es el consumo de productos ultra industrializados o lo que se ha denominado la “dieta occidental”. Ésta consiste en el alto consumo de productos con concentraciones elevadas de azúcar, grasa, sal, harinas refinadas y bajos en fibra. La obesidad no es una cuestión de “decisión personal” ya que existe un fuerte engaño con referencia la calidad de los productos que consumimos.

Con información de: El Poder del Consumidor