Press "Enter" to skip to content

Se acabó el amor, ya no hay miércoles ciudadano

miércoles ciudadano[useful_banner_manager_banner_rotation banners=10,7,9,8 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 3 Mar.- La Real Academia Española define el término gobernanza como «arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía».

Entonces podemos deducir que el señorito presidente municipal de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, carece de gobernanza, ya que ha demostrado una y otra, y otra, y otra vez que para nada le interesa lograr ese desarrollo económico tan necesario para usted y para todos los que habitamos este municipio.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=20,12,17,16 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Y es que el señorito permite que personas como Rosa Moreno Marrufo, Coordinadora de Gobernación Municipal, actúe de manera déspota, soez y agresiva en contra de comerciantes locales cayendo en el abuso de autoridad, incluso ha sido señalada de agredir a balazos a habitantes de las comunidades.

Moreno Marrufo estuvo en funciones municipales en el trienio de la administración que presidía Sebastián Calderón Centeno «El Capitán», en ese entonces Rosita se desempeñó como secretaria particular del Capi, y aprovechó el respaldo de éste para hacerse de unas cuantas licencias para vender bebidas embriagantes, y unas que otras placas de taxis.

Solo a Pablo se le ocurre la idea de dejar que  Moreno Marrufo siga desempeñándose como funcionaria, decisión que ya le está costando el  desprecio de la gente que le dio la confianza y que lo eligió como presidente en las pasadas elecciones, incluso compañeros cabildantes de su partido le han dado la espalda pues señalan que sus decisiones y acciones lo están hundiendo.

Hay un dicho que vas más o menos así, «si ves que estás en el hoyo, deja de cavar». Pero en definitiva Gutiérrez Lazarus quiere el hoyo enorme, y sus acciones lo confirman, primero permitió que un delincuente dirigiera la policía municipal, y ahora permite que sus funcionarios se vuelvan delincuentes, acosadores y extorsionadores.

Sin duda al señorito Lazarus no solo le falta capacidad para gobernar y poner en cordura a sus empleados de confianza, también carece de valor moral y calidad humana para atender las peticiones y quejas de los ciudadanos a quienes debe servir.

Recordarán que al inicio de su administración introdujo el «miércoles ciudadano», actividad en la que la ciudadanía podía acudir a realizar peticiones y presentar quejas a los funcionarios de las diferentes dependencias municipales, incluso podían entablar diálogo con el presidente municipal.

En la actualidad ya no hay más miércoles ciudadano, su calentura de pretender atender personalmente a la ciudadanía se esfumó, así como las esperanzas de ésta en obtener un cambio; pues el miedo que Pablo Gutiérrez le tiene a los ciudadanos le impide continuar con esta actividad.

Quedan más de dos años por delante, pero no es segura la permanencia de Gutierritoz al frente del Ayuntamiento de Carmen, y su suplente Néstor Solana lo sabe, a quien se le ha visto muy activo con sus empleadas y en la planilla de «el Capitán», pero ausente en su compromiso por ofrecer servicios públicos de calidad.

Lo único seguro es que Gutiérrez Lazarus ha logrado hacer lo que sus antecesores panistas no pudieron, ser peor que los presidentes priístas.

Hasta aquí, La Puntita.

Comments are closed.