Press "Enter" to skip to content

Salió abusada la Ilena como diputada

María Elena Maury, Ileana Herrera, Flor Calderón
De izquierda a derecha: María Elena Maury, Ileana Herrera, Flor Calderón

Ciudad del Carmen, Cam, 15 Mar (La Puntita).- Dicen que no hay mujer fea mientras tenga gruesa la cartera, o ¿Cómo era? Bueno la cosa es que la diputada local por el octavo distrito, y panista, Ileana Herrera Pérez sabe bien que con dinero baila hasta el perro, y si es dinero del erario público, mejor.

Ileanita ha sabido sacar provecho de su camaradería con el alcalde carmelita Pablo Gutiérrez Lazarus, pues la muy abusiva, digo, la muy abusada lo ha usado para posicionarse ante el público, ya que mientras Lazarus manda a los trabajadores de Servicios Públicos a bachear calles y pintar banquetas, Ileanita posa en las fotos y se adjudica estas «obras» y «gestiones».

¿Y todo para qué? Pues para ir por otro hueso, uno más grande para ella (Diputada Federal), y otro para su pareja -no, no es Chucky- Flor Calderón, a quien pretende dejar como primera regidora en caso de que Gutiérrez Lazarus sea reelecto presidente.

Esta no sería la primera vez que Ileana use sus «atributos» para acomodar a alguien en un cargo público. No estamos diciendo que haya nepotismo en el aire, pero actualmente su sobrina María Elena Maury Pérez, mejor conocida como #LadyChupitos o #LaydiLatosa, es la Síndica Jurídica del Ayuntamiento de Carmen que preside Gutierritos.

Ileana Herrera y Pablo Gutiérrez
De izquierda a derecha: Ileana Herrera y Pablo Gutiérrez

Acá entre nos, #LadyChupitos lo único que sabe de derecho es aquel trago que se toma sin hielos y sin agua.

Dice Ileana que el trampolín aguanta y hasta a dos, a su pareja y a ella, por eso regresará a su distrito -no lo que se llevó- a pedir el voto de puerta en puerta para poder ser diputada federal.

Pero que empiece Ileanita por pedirle el voto a los empleados del hotel de su familia, a esos a los que ha tratado con la actitud que tanto la caracteriza, para que le den lo que se merece.

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. Cada quien es libre de elegir a la pareja que quiera, sea hombre o mujer, pero díganle a la Ileana que no abuse, que sea responsable y que mantenga a la suya. Que no venga a querer que el pueblo la mantenga, si quiere azul celeste que le cueste.