Press "Enter" to skip to content

Sala vacía en función inaugural

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=7 width=600 height=95 orderby=rand]

2290008Cd. de México (Reforma).- Nunca en sus 30 años como concertista, la pianista Silvia Navarrete se había enfrentado a una sala vacía, como ocurrió en la inauguración del Festival Internacional del Centro Histórico de Campeche. Sólo asistieron cinco personas.

«¡Era la función inaugural y no había nadie», lamentó la concertista.

Navarrete tampoco tuvo acceso a un piano en óptimas condiciones, y la Secretaría de Cultura del Estado ni siquiera previó programas de mano.

Sucedió el lunes en el Teatro Juan de la Cabada, donde junto a la poeta Selma Ancira presentó el espectáculo «Mi madre y la música».

La concertista narra que, al llegar al ensayo, se encontraron con que el piano de media cola prometido había sido enviado a otro teatro, donde más tarde se ofrecería una gala de ópera. Tuvo que tocar en un desvencijado Petrof.

Terminada la función, buscaron a Carlos Vidal, Secretario de Cultura, sin obtener respuesta.

Navarrete cuestiona que en el mismo festival se contemple un concierto de Ricky Martín con una inversión, según la pianista, de 7 millones de pesos, cuando hay carencias de infraestructura para otros espectáculos.

El festival contó con un presupuesto total de 25 millones de pesos.

Campeche aceptó programar de última hora su espectáculo, apoyado por Conaculta a través del Programa Nacional de Animación Cultural.

Comments are closed.