Press "Enter" to skip to content

Pragmatismo impera en relaciones de pareja, afirma psicólogo

parejas pragmáticas[useful_banner_manager_banner_rotation banners=20,12,17,16 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Hermosillo, 3 Mar (Rosa Angélica Fimbres).- Las relaciones humanas en este siglo y, sobre todo, la realización de las parejas de jóvenes y adultos están caracterizadas por el pragmatismo, consideró el presidente de la Asociación Sonorense de Psicología Aplicada (ASPA), Sergio Oliver Burruel.

En entrevista, consideró que en especial en las relaciones de pareja en la actualidad “lo que importa son los intereses y el placer a corto plazo”.

El también académico e investigador del Departamento de Psicología de la Universidad de Sonora, planteó que hoy en día, en la mayoría de los casos no existe un verdadero compromiso en los integrantes de la pareja.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=10,7,9,8 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Sostuvo que el matrimonio se ve actualmente como un evento social que causa una atracción en los jóvenes y no se concibe como el inicio de un compromiso relacionado con los valores, con acuerdos y con el futuro.

“Más que nada, ven la relación de una boda como un evento meramente social donde se van a pasarla a gusto; he visto casos en que muchachas se quieren casar, porque quieren ponerse el vestido de novia, la foto y la fiesta, al rato se separan o divorcian”, dijo.

Expuso que las relaciones amorosas actuales van más enfocadas a la obtención de placeres y diversión a corto plazo, no existe el compromiso ni la mística que se requiere para establecer un verdadero vínculo en una pareja.

Asimismo, anotó, tampoco existe una asesoría previa que les permita a los jóvenes darse cuenta del compromiso que están por adquirir o ya lo hicieron a través de una relación formal como es el matrimonio.

“Las parejas actuales se dan cuenta dónde están cuando aparece un hijo, porque necesariamente los orilla a poner los pies en la tierra, una responsabilidad en eso y la mayoría le echan ganas un tiempo y terminan en la separación”, planteó.

Oliver Burruel apuntó que la demanda de servicios psicológicos orientados a la pareja se ha incrementado, debido a que la necesidad ha crecido entre las parejas, aunque no es la mayoría de ellas.

Los consortes se dan cuenta de que necesitan un mediador o una tercera persona para que les ayude a identificar las fortalezas y debilidades de la relación, que muchas veces uno mismo no las ve, y menos cuando existe algún conflicto entre ellos, refirió.

Subrayó que cuando llegan los problemas a la pareja, se nubla la vista, los sentimientos y surge la ira, que se encarga de cerrar la visión de la lógica y la racionalidad, lo cual se convierte en un fuerte conflicto.

Resaltó que es positivo que existan los servicios de orientación y terapias de parejas, porque algunas logran ver donde están paradas, restablecen el vínculo y siguen adelante, pero lamentablemente, en la mayoría de los casos, no sucede así.

El especialista en psicología consideró que existen confusiones que arrastran los miembros de la pareja, hay demandas que consideran que su compañero o compañera les va a resolver y una relación de matrimonio o de unión libre es pareja para complementarse.

Subrayó que no se trata de que uno le quite los problemas a la otra o viceversa y cuando eso no se entiende aparecen los conflictos.

Con la orientación psicológica, abundó, se señala de manera más clara la problemática que están viviendo y cuando un profesional les pide sus puntos de vista para avanzar en la solución del conflicto, es ahí donde muchas veces no están dispuestas a ceder.

El presidente de la Asociación Sonorense de Psicología Aplicada reconoció también que la mujer ha pasado a ser una parte real y activa de la relación de pareja, en la que también al igual que el hombre tiene necesidades y puntos de vista.

Explicó que esa situación también está afectando en gran medida a las relaciones de pareja, porque el hombre no ha sido capaz de prepararse mentalmente para una discusión en un plano de igualdad.

Eso es también lo que hace ruido al hombre y en la mayoría de los casos surge la violencia física hacia la mujer, porque piensa que, por medio de la fuerza la va a dominar.

“Los problemas de familia han crecido porque también, y qué bueno que sea así, la mujer ha despertado y ya no es aquella persona prototipo de la pareja tradicional como la parte abnegada y sumisa que se queda callada”, puntualizó.

Comments are closed.