Press "Enter" to skip to content

Oscar Rosas le pone parche al machetazo

Oscar Román Rosas González (Foto: Facebook)
Oscar Román Rosas González (Foto: Facebook)

Ciudad del Carmen, Cam, 24 Ene (La Puntita).- Después del certero machetazo que en Agosto del 2016 los senadores Campechanos, Lavalle Maury, Raúl Pozos y Oscar Rosas, le dieron a la ciudadanía al emitir su voto a favor de la reforma energética, dejando el precedente para el aumento a la gasolina; salió Oscar Rosas a querer poner un parchecito en la herida, pues ha declarado que según donará el 50% de su salario que percibe como servidor público, es decir, de los supuestos 144 mil pesos, que dice él que gana, donará 77 mil para programas de beneficio social.

Resulta que el amigo Oscar dejó de ser senador para convertirse en fumigador (ya ven que anduvo de casa en casa fumigando con su traje de «cazafantasma») y ahora quiere ser pollero, pues con la «lanota» que va a donar dice que uno de los programas de apoyo social que realizará será vender pollos a bajo costo (como vio que la pequeña lulú vende pavos pescuezudos, pues quiere hacerle competencia con sus pollitos, los dos al negocio de los pájaros).

También regalará zapatos, esperemos que no sean de la misma calidad de los zapatos que regalaba Fernando Eutimio Bernenés, de esos que los niños se ponían un día, y al siguiente tenían que tirarlos por que ya no servían.

Lo que no dijo Rosas González, y tengan por seguro que no hará, es donar los bonos que recibe, como lo son la cobertura de gastos por uso de telefonía celular, los vales de despensa y gasolina, los viáticos, el mega aguinaldo que recibe a fin de año; tampoco mencionó que recibirá a jóvenes de escazos recursos en sus escuelas, ni que apoyará a niños sin educación, solo dijo lo que pensó que era conveniente decir, y lo que según él la ciudadanía quería escuchar.

Si lo que quiere este «servidor público» es ayudar a las familias campehcanas, y sobre todo a los carmelitas, debería proporner e impulsar en las dos cámaras, la reducción de las dietas (salarios) y bonos de senadores y diputados, para que ese recurso sea usado en programas de salud y educación que mucha falta le hacen a este país.

Dice Oscar Rosas que él no vive de la política, pero si de verdad no lo hace, y no es por ser suspicaz, ¿Por qué no donó todos los ingresos que percibe como senador?

P.D. Los otros dos senadores, Jorge Luis Lavalle Maury y Raúl Aaron Pozos Lanz, no han salido a dar la cara, pero ya viene el 2018 y pronto hasta las petacas saldrán a ofrecer a cambio de un voto.

Comments are closed.