Press "Enter" to skip to content

No es, ni será, el mejor momento del PAN

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,9,16 interval=6 width=600 height=95 orderby=rand]

PAN_CampecheCiudad del Carmen, Campeche.- (Redacción) El Partido Acción Nacional (PAN) tuvo su mejor momento, su momento de gloria, en el año 2000, cuando por primera vez ganó los comicios para elegir presidente de la república, Vicente Fox se convirtió en el primer presidente panista en la historia del país, era el «mesías» que salvaría de la misera y la desgracia a los mexicanos, luego descubrimos tristemente que no, solo era el «bufón» de la república.

Lo único que si hizo, fue que pasamos de ser un pueblo sumiso, y reprimido, a ser un pueblo crítico. Pero de la crítica no hemos pasado.

Este suceso electoral creó el llamado «efecto Fox», trayendo consigo reacciones en cadena en diferentes localidades del país, en el estado por ejemplo, Sebastián «el Capitán» Calderón fue beneficiado por ese efecto, pues se convertiría en el primer presidente municipal del Carmen por el PAN, llegando de esta manera al municipio el cambio tan promocionado y anhelado, pero nunca nos dijeron que solo cambiaría el color.

Tres años más tarde (2003) nuevamente el PAN se quedaría con la alcaldía del municipio de Carmen, esta vez de la mano de Jorge «rojo» Rosiñol Abreu, posteriormente del mismo partido, José Ignacio Seara, cuñado de Rosiñol Abreu, tomaría la presidencia del Carmen (2006-2009) con quien finalizaría la racha panista en este municipio.

En la capital del estado, Carlos Rosado Ruelas se convertiría en presidente municipal en el año 2009, otro triunfo para el PAN estatal, luego de haber perdido el Carmen en manos de Aracely Escalante ese mismo año. Y ahí termina el gran momento del PAN campechano.

Ahora  el futuro del PAN parece incierto, pero si vemos bien no lo es, se encuentra en manos de unos cuantos «líderes», que han estado jugando, en nombre del partido, a perder, sin embargo ellos saben bien que ganarán. Explico.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=8,10,17 interval=6 width=600 height=95 orderby=rand]

Yolanda «jefa yola» Valladares Valle, ha estado en posiciones políticas desde el año 2000, ocupando la diputación local por representación proporcional (plurinominal o pluri) y quien desde entonces aplica la del chapulín, brincando de un cargo a otro, en el 2003 fue diputada federal pluri, actualmente es nuevamente diputada local y adivinen como llegó, por representación proporcional o coloquialmente conocida pluri; también es presidente del Comité DIrectivo Estatal (CDE) del PAN, en donde ha participado activamente tomando decisiones importantes de ese partido, apoyando a ciertos candidatos, incitanto a sus militantes a la renuncia, incluso expulsó a Carlos Rosado Ruelas, aquel primer y único panista en ser presidente municipal de Campeche.

Se sabe también que «jefa Yola» Valladares, operó a favor de Fernando Eutimio Ortega en su campaña para gobernador, y es ella la coordinadora del Grupo Parlamentario de su partido en el congreso local.

Valladares Valle solo sabe  vivir del erario público y su mejor estrategia es hacer que su partido pierda las próximas elecciones.

Pero Yolanda Valladares no es la única que conoce y usa esa estrategia, otro que la aplica es su compañero de legislatura Jorge Alberto Nordhausen Carrizales, «nordiquito» para lo cuates, hijo del ex senador y empresario Jorge Nordhausen González, que en la anterior campaña para elegir presidente municipal en el Carmen, apoyó y acompañó al «capitán» Sebastián, quien fuera candidato a este cargo de elección, y que para, digamos, su desgracia, le fue arrebatada la victoria por el ex-panista Enrique Iván González López (en ese entonces contendió en la alianza PVEM-PRI). Sin embargo el «nordiquito» no se fue con las manos vacías, se llevó a casa la diputación local por representación proporcional (pluri) que alctualmente disfruta.

Ahora se ve a Sebastián Calderón acompañando a Jorge «el rojo» Rosiñol, que actualmente contiende como candidato a gobernador  por el PAN, quien se autodenominó «el bueno», ha de ser para los negocio, pues el mismo ha mencionado en diferentes entrevistas para diferentes medios, incluido este, que él es empresario y que no le importa ganar o perder, pues el desciende de familia empresaria y vive de sus negocios; hay que recordar que es nieto, hijo y sobrino de ex-alcaldes carmelitas por el PRI, del 2000 al 2003 fue diputado local, del 2003 al 2006 fue alcalde del Carmen, y de 2012 a la fecha ocupaba una diputación federal, demasiados cargos públicos para alguien que vive de negocios, o ¿a que tipo de negocios se refería?

Afirma el «Rojo» Rosiñol, que el hecho de que renuncien cientos de militantes al PAN en todo el estado y de que expulsen a otros tantos, no le afecta a su campaña, está convencido de que ganará, y tal vez tenga razón pues como buen empresario y hombre de negocios, el está seguro de que va a ganar, aunque el PAN pierda, lo realmente importantes es saber ¿qué ganará?.

No cabe duda, que no hay peor enemigo para un panista, que otro panista, los hechos ya descritos lo confirman, y los sucesos que están por venir lo dejarán más que claro.

Comments are closed.