Press "Enter" to skip to content

No es deuda, es préstamo: Gutiérrez Lazarus

SAM_2000[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 26 Nov (Redacción).- En días recientes, el ayuntamiento del municipio de Carmen, a través del presidente municipal Pablo Gutiérrez Lazarus, fue autorizado por la mayoría de los síndicos y regidores para adquirir una deuda… no, perdón, un crédito hasta por 50 millones de pesos, según para finiquitar el ejercicio fiscal 2015, o quizás para poder pagarle a los funcionarios de “primer nivel”.

Ante esto, cuestionamos el día de ayer a Pablo Gutiérrez en el ya famoso pero inservible miércoles ciudadano, sobre el tema a lo que muy elocuentemente respondió:

“No hay que asustarnos, no es una deuda, es un préstamo…”

Ahora estimados lectores, vamos a la cápsula educativa.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Como bueno mexicanos educados en escuela pública federal, y crecidos en la vecindad del chavo viendo a chabelo y su familia, acudimos a consultar al omnipresente San Google, y encontramos que un préstamo o crédito es una operación financiera donde una persona llamada acreedor presta una cantidad determinada de dinero a otra persona conocida como deudor, en la cual, este último se compromete a devolver la cantidad solicitada.

En nuestra búsqueda también nos enteramos que un deudor es la persona obligada legalmente a satisfacer o finalizar una deuda.

Finalmente, el santo patrono de los desamparados del conocimiento, nos reveló que una deuda es el compromiso de saldar en su totalidad un préstamo.

Así gracias a la ayuda del siempre oportuno google, llegamos a la conclusión de que Pablo Gutiérrez Lazarus no tiene idea de lo que hace al frente de la administración municipal; por compasión díganle que ser presidente no es solo salir a barrer, y pintar; implica responsabilidad y conocimiento de las necesidades de la localidad. Debería contratar un grupo de asesores que si haga su trabajo; mínimo que aprenda a usar google, para que aproveche el tiempo que pasa con el teléfono móvil en la mano.

Hasta aquí, la puntita.

 

 

 

 

Comments are closed.