Press "Enter" to skip to content

Niños con cáncer vulnerables por escasez de medicamentos

Ciudad de México, 20 Nov.- Doctores de Estados Unidos están pasando por una “pesadilla” ya que son incapaces de abastecerse de un medicamento esencial para tratar el tipo más común de cáncer que afecta a personas menores de 20 años: leucemia linfoblástica aguda.

Se trata de la vincristina, un fármaco que, además de tratar la leucemia aguda, también es suministrada en casos de la enfermedad de Hodgkin, rabdomiosarcoma, neuroblastoma, tumor de Wilms, sarcoma osteógeno y cáncer de mama, por lo que su importancia no debe ser menospreciada.

“La vincristina es nuestra agua. Es nuestro pan y mantequilla,” dijo Yoram Unguru, oncólogo pediátrico en el Hospital de Niños Herman y Walter Samuelson en Baltimore. “No puedo pensar en una enfermedad de cáncer infantil que no use vincristina”.

A pesar de esto, para el mercado estadounidense solo había dos proveedores de vincristina, y uno de estos, Teva Pharmaceutical, tomó la decisión de dejar de fabricar el medicamento, dejando a Pfizer como el único proveedor.

Aunque Pfizer ha tenido que lidiar con sus propias demoras, una portavoz de la empresa dijo que tienen planeado acelerar el envío en las próximas semanas, así como aumentar la producción a cuatro veces más de lo que solían hacer antes de la salida de Teva.

Mientras tanto, padres de familia han denunciado la escasez en redes sociales, y varios doctores contemplan la posibilidad de racionar el medicamento, lo cual sería devastador para los pacientes. Ante esta situación crítica, se lanzó una petición a la Casa Blanca para encontrar una solución, la cual está por alcanzar 100 mil firmas.

“Nosotros dependemos por completo de la Vincristina”, dijo el doctor Michael Isakoff, del Centro Médico para Niños de Connecticut. “Nuestros pacientes dependen de ello. Es un medicamento crítico para el tratamiento de niños con cáncer”.

La vincristina se manufactura desde 1963 y es uno de los medicamentos más cruciales en la lucha contra el cáncer infantil. Sin embargo, al ser un genérico de bajo precio, no es muy rentable para los laboratorios.