Press "Enter" to skip to content

¿Necesitamos a los auxiliares viales? Los pros, los contras, y la respuesta

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,9,16 interval=6 width=380 height=80 orderby=ran]

Auxiliares viales de Ciudad del CarmenCiudad del Carmen, Cam, 14 Ago.- (Redacción) La figura del auxiliar vial no está legalmente reconocida, y su función se hsa visto comprometida pues no cuentan con facultades y menos con capacitación.

Sin embargo se les ha visto desempeñar su trabajo aún en condiciones climáticas desfavorables, como calor intenso y lluvias, y ahora sufren la incertidumbre de poder quedar sin empleo.

Pero ¿Son necesarios?

De acuerdo a cifras del INEGI, hay más de 100 mil vehículos que diariamente circulan en la ciudad; lamentablemente no se cuenta con oficiales dedicados a controlar y agilizar el tránsito de los automóviles; por otro lado los oficiales de la secretaría de seguridad pública y tránsito existentes, junto con los de la Policía Estatal Preventiva, solo se han prestado al juego del gato y el ratón, pues en vez de realizar el trabajo de prevenir, garantizar seguridad y apoyar al tránsito, se dedican a montar ratoneras (retenes) para extorsionar a conductores, y ver si cae algún despistado o un delincuente.

Entonces, ¿Son necesarios los auxiliares viales?

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,9,16 interval=6 width=380 height=80 orderby=ran]

Oficial de tránsito de ParísLa respuesta es un tajante no, pues han sido mal empleados solo para dirigir la circulación de vehículos en el centro de la ciudad, pero más que agilizar entorpecen y ocasionan caos; serían más útiles señalamientos de «uno por uno», como los que se implemetaron en los cruces de las calles 25 por 34, las calles 35 por 32, las calles 40 por 37, entre otras. Y por su puesto nada de esto sería necesario si todos contáramos y demostráramos educación vial y cortesía.

Sin embargo, es esa falta de educación la que genera tráfico en las pequeñas calles de la ciudad, y obliga a tomar medidas, muchas de ellas inadecuadas, para aliviar esas situación.

Lo que si resulta necesario, y es la recomendación que hacemos a la casi extinta administración actual, pero sobre todo a la que viene, es que nos olvidemos de los auxiliares viales como tal, y a las personas que desempeñaban ese trabajo se les contrate, capacite y faculte como oficiales de tránsito, que cuenten con un uniforme diferente al de los policías municipales y no como el que que portan actualmente, pero lo importante es que ejerzan cortés y adecuadamente el reglamento de la materia, con criterio suficiente para decidir cuando aplicar una infracción, o cuando hacer un llamado de atención, sin caer en corrupción; así dejarán de ser solo unos individuos vestidos de verde con un silbato en la boca.

 

Comments are closed.