Press "Enter" to skip to content

Morena, el sumidero de México

Ciudad del Carmen, Cam, 18 Dic (La Puntita).- Hace una semana exactamente se dio a conocer que Layda Sansores San Román será la candidata oficial de Morena por la gubernatura del estado de Campeche, en otras palabras, la «Chapulina» Rocío Abreu Artiñano volvió a perder.

Era de esperarse, el desprecio del pueblo hacia Rocío es evidente, su colorido pasado la perseguirá por siempre.

El resultado de la encuesta a favor de Layda también era bola cantada; ya que el dedo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) está puesto sobre la hija del excacique y exgobernador Campechano, Carlos Sansores Pérez, desde que inició MORENA.

Al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) nos lo vendieron en las pasadas elecciones como la esperanza de México. Pero se les olvidó detallar de que sector de México, pues parece que es la esperanza de aquellos políticos y servidores públicos que han sido señalados de corruptos, deshonestos, oportunistas que solo buscan llegar al poder sin importar el color que representen.

Hoy Morena se ha convertido en un enorme sumidero donde llegan los políticos excretados de los demás partidos, y para muestra otro mojó…, perdón, otro botón.

La tarde de ayer Layda Sansores San Roman dio la bienvenida a Pablo Gutiérrez Lazarus, el exalcalde panista del municipio de Carmen, el mismo que contrató a Caraveo Opengo, operador de Jorge Lavalle Maury, quien fue grabado recibiendo maletas de dinero; el mismo exalcalde que puso de Director de la Policía Municipal a Guillermo Zayas, procesado por las muertes del antro News Divine en la CDMX; el mismo exalcalde que criticó a Alejandro Moreno Cárdenas durante su gobierno pero que le entregó el control de la seguridad pública.

Recordarán que en el 2015 Pablo y Rocío fueron contrincantes por la alcaldía, pues ahora serán hermanos de Partido y compartirán la misma cobija.

De acuerdo a las palabras de Layda «En la 4T hay espacio para el valor y el carácter, para los que se rebelan ante lo injusto»; y según las palabras del propio Guiérrez Lazarus, él se fue a Morena por unos tacos, unos sopes y la candidatura. ¿Lo injusto qué? Lo que importa es volver a vivir del dinero público.

Pablo, estoy convencida que el triunfo que viene, no lo determinará las alianzas partidistas, sino la suma de ciudadanos…

Publicado por Layda Sansores en Jueves, 17 de diciembre de 2020

Aunque el verdadero dolor de Pablo Gutiérrez no es que el Partido Acción Nacional (PAN) busque la alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), sino que sabe que ya no cuenta con el apoyo de quienes lo impulsaron en el 2015 para ser alcalde. Le cerraron las puertas después de que él les dio la espalda en la alcaldía. Uno de ellos es Jorge Rosiñol Abreu.

Hay que recordar que Pablo también tuvo diversos roces con Jorge Nordhausen Carrizales, quien hoy controla al PAN en Carmen. Por lo que sin el apoyo económico del PAN queda claro que Pablo Gutiérrez Lazarus es nada; la simpatía de unos cuantos no es suficiente para costear una candidatura, y el dinero que pudo obtener durante su administración se esfumó de tanto ir por jovencitos a las comunidades -dicen-.

Ir por la vía independiente no es opción para Gutiérrez Lazarus, y en vista de que Morena no tiene entre sus filas a alguien que sea digno para ir por la alcaldía, pues no le quedó de otra que hacer sus maletas, ir a la CDMX, bajarse los pantalones y pedir su ingreso al sumidero más grande del país.

Toda esa gente que le debe lealtad ciega a Pablo, que tanto criticaron a AMLO y su movimiento, ahora enrollarán su lengua, le pondrán una pizca de sal y se la tragarán toda porque tendrán que emitir su voto a favor Morena si quieren ver ganar a su «Pablito».

La pregunta es ¿Los Morenos estarán de acuerdo en darle el voto a un expanista, a otro exmiembro de la mafia del poder?

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. La Puntita es un ejercicio de crítica puramente destructiva, ya que los personajes aludidos no merecen ni una pizca de consideración. Los hechos aquí descritos son con el fin de aclarar que los únicos que se tragan las mentiras vertidas por los sujetos señalados son ellos mismos y sus fieles adeptos. Si se llegan a olvidar de las fechorías que han hecho por años, aquí estaremos para recordárselas.