Press "Enter" to skip to content

Más de 20 hectáreas devastadas por incendio

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,9,16 interval=6 width=380 height=80 orderby=ran]

navales haciando su tareaFrontera, Tabasco, 26 de Ago.- Las fuertes temperaturas que se han estado presentando y la irresponsabilidad de la ciudadanía, provocaron que el menos unas 20 hectáreas de zonas pantanosas y acahuales, hayan sido desbastadas por el fuego, luego que personas desconocidas tiraron algún cerrillo a orillas de la carretera que va al Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar) plantel número 19, lo que provoco pánico en las familias que viven en los alrededores.

Los ahechos se registraron el pasado domingo al medio día al norte de la Ciudad de Frontera en la prolongación de la Calle Mina, donde al parecer a unos 200 metros de la calle Sánchez Magallanes, una persona tiro algún cerrillo, lo que provocó que comenzara a arder el pasto y rápidamente se extendiera hacia el interior de la zona pantanosa que colinda con los Terrenos de la empresa Seriesa y la Colonia El Guanal, donde las familias temían que las llamas llegaran hasta sus viviendas.

Sin embargo la presencia de personal de la Armada de México que llegaron al lugar apoyados por una pipa, lograron controlar el avance del fuego, pero las llamarada fueron avanzando al interior de la zona pantanosa y no se podía tener acceso, sin embargo se pudo evitar que el fuego llegara hasta las instalaciones del Cetmar, logrando sofocarlo luego de más de tres horas.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=9, 7, 16 interval=6 width=380 height=80 orderby=ran]

Es importen mencionar que debido a las altas temperaturas y la falta de lluvia en la zona de los Pantanos de Centla, también se ha incrementado los incendios, afectando cientos de hectáreas de espadañales y civiles, sin embargo estos siniestros no se pueden controlar porque se presentan en zonas que no se tiene acceso vía terrestre y el personal de la Armada no puede entrar.

La mayoría de los incendios son provocados por el ser humano, que desafortunadamente desafiando las leyes provocan los incendios para facilitar la captura de quelonios en la zona, ya que el fuego con lo seco que se encuentran los espadañales y cibales, rápidamente se extiende y acaba con todo, provocando también la muerte de muchos reptiles, como las hicoteas, pochitoques, iguanas y hasta de los que no son comestibles por el ser humano, pero que son sorprendidos por las llamaradas.

Comments are closed.