Press "Enter" to skip to content

Los descaros de la pareja Zayas-Lazarus

Vehículo conducido por personal a cargo de Guillermo Zayas[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 30 Dic.- Cuando Pablo Gutiérrez Lazarus, presidente municipal de Carmen, aceptó la recomendación de Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad del gobierno de Enrique Peña Nieto, en colocar como Director de Seguridad Pública Vialidad y Tránsito del municipio de Carmen a Guillermo Zayas, no se imaginaba que le acarrearía problema tras problema.

El primero de ellos fue el hecho de obedecer la orden de un miembro del gabinete de Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, pues Renato Sales es el Comisionado Nacional de Seguridad del gobierno del presidente emanado del PRI, partido e ideales contrarios a los que profesa Gutiérrez Lazarus, pues éste pertenece a Acción Nacional.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Otro de los problemas que trajo consigo Guillermo Zayas, fue el del caso News Divine, donde 12 personas fallecieron debido a un operativo mal coordinado, y dirigido por quien actualmente ostenta la dirección de la Policía Municipal.

Este problema se agravó al presentarse en esta ciudad los padres de los jóvenes que perecieron en el fallido operativo, quienes procuraron entablar conversación con Pablo Gutiérrez, quien solo les ofreció burlas.

Lamentablemente, la situación no ha mejorado para la pareja Zayas-Lazarus, sobre todo desde el momento en que al director de la policía se le ocurrió conducir una motocicleta prestada, sin casco, a pesar de ser de uso obligatorio, pasarse una luz roja y dar vuelta en «u» en lugar evidentemente prohibido; todo esto para crear una cortina de humo por el millonario préstamo que haría Pablo Gutiérrez con fines nada claros.

En lo que va del mes de diciembre, más de ocho personas han sido asesinadas, continúan los asaltos a farmacias y gasolineras, y la gente sigue quejándose de la falta de respuesta inmediata por parte de los oficiales de seguridad pública, a demás de los constantes acosos de estos servidores.

Las constantes quejas son principalmente de que los vehículos policiales no cuentan con placas de circulación, se estacionan en lugares prohibidos, los oficiales conducen mientras hablan por radios o celulares, no usan el cinturón de seguridad, violando el reglamento que ellos mismos aplican a los ciudadanos cuando cometen una de estas faltas.

Sin embargo, lo más reciente de Zayas González fue encubrir a un elemento adscrito al área administrativa de la Policía Municipal que por consumir bebidas alcohólicas y conducir en estado de ebriedad, ocasionó un accidente el pasado 26 de diciembre; al lugar se presentaron diferentes unidades y oficiales de la dirección de seguridad pública, quienes se llevaron al ebrio conductor y le retiraron las placas al vehículo para evitar identificarlos al grado tal de que el Coordinador de Protección Civil, Julio Manuel Sánchez Solís, declaró saldo blanco el fin de semana.

Así se solapan irregularidades en el ayuntamiento que administra y preside Pablo Gutiérrez Lazarus, cajas chinas y cortinas de humo son creadas para cubrir los problemas por lo que pasa el edil carmelita.

Al final los que pagan los platos rotos seguimos siendo los ciudadanos que vivimos en esta ciudad que se torna cada día más sangrienta, donde las leyes se aplican a conveniencia de las seudo autoridades, y los delitos se cubren con fiestas, ferias, y un poco de pintura.

Hasta aquí, la puntita.

Comments are closed.