Press "Enter" to skip to content

Los coloridos caprichos de Rocío

Ciudad del Carmen, Cam, 31 Mar.- (Redacción) En el año 2006 Rocío Abreu Artiñano, arropada en la coalición «por el bien de todos» (PRD-PT-Convergencia), estuvo como candidata a la presidencia municipal del Carmen, estos fueron sus primeros colorores, su primer contienda a cargo público, su primer contienda por la alcaldía, su primer capricho; cumplió con su periodo de campaña y defendió, en su momento a capa y espada, al partido que la acogió, el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Su principal oponente era José Ignacio Seara Sierra del PAN, cuñado de su primo Jorge Rosiñol Abreu, este último en compañía de Juan Camilo Muriño, fueron suspendidos del Acción Nacional por apoyar a Rocío en su candidatura, o capricho.

A pesar del apoyo de su primo Jorge Rosiñol, quien la colocó ahí para hacerle «la vida de cuadritos» a Jose Ignacio, Rocío no ganó la alcaldía, ésta se la adjudicó Seara Sierra; si embargo Abreu Artiñano no quedó fuera de la jugada, pues ocuparía una posición dentro del ayuntamiento carmelita, una regiduría plurinominal. Sin duda este fue su primer victoria.

Tiempo más tarde, en el año 2009, decidió dar el salto del PRD hacia el Partido Nueva Alianza (PANAL) donde una vez más y caprichosamente ocuparía una posición pública, es decir, se quedaría con una diputación local. Fue así como nuestra pequeña saltamontes aprendió que de «brinquito» en «brinquito», podría lograr llegar a cumplir sus caprichos y ocupar mejores posiciones.

Para el 2012 aún no estaba definida su tendencia partidista, el amarillo, el rojo, el naranja y el turquesa no eran más sus colores insignia, así que Rocío decide contender, ahora en el Partido Verde Ecologista, por la diputación federal del segundo distrito, de donde salió victoriosa, curiosamente en ese año Jorge Rosiñol también contendía por ese distrito, sin embargo, al no ganar, ocupó esa diputación por representación proporcional, dándole gusto a su prima con un capricho más.

Rocío Abreu y su paso por San Lázaro dejan muchas dudas, por ejemplo, se la vio en diferentes colonias populares entregando material para construcción a personas «necesitadas», material que proviene del programa «María Trinitaria», y que ella ofrecía «a bajo costo», algo ligeramente sospechoso pues su padre, don Manuel Abreu, es propietario de una empresa que se dedica a la venta de materiales de construcción. También es sabido que como legisladora federal, dio su apoyo a Enrique Peña Nieto para que fuera aprobada la tan discutida reforma hacendaria, con la que se incrementaron los impuestos y con ello el precio de muchos servicios y productos (agua, luz, gasolina, alimentos, transporte público…) Gracias a su participación en la aprobación de dicha reforma, un huevo cuesta casi tres pesos, y un salario mínimo cuesta mucho ganárselo.

A pesar de su turbio desempeño legislativo, en este 2015 decide contender nuevamente por la presidencia municipal del Carmen, pero desde otra trinchera, ya no en el PRD, ni en el PANAL o el PVEM, ahora desde el Partido Revolucionario Institucional (PRI). De alguna manera quiere cumplir con su capricho inicial, gobernar el municipio de Carmen.

Es sin duda, Rocío Abreu Artiñano, la única contendiente que ha participado en los tres últimos procesos electorales en tres partidos políticos diferentes, y con más colores que el arcoiris, logrando así cumplir sus caprichos y colocarse en algún cargo público. Los «brinquitos» le han funcionado muy bien, y en esta ocasión, con o sin el apoyo de su primo Jorge Rosiñol Abreu, buscará quedarse con la alcaldía del Carmen.

Solo al final de estas elecciones, sabremos con certeza lo que ya sabemos con sospecha.

Comments are closed.