Press "Enter" to skip to content

Leyes no respaldan al barrendero más caro

Servicios-PublicosCiudad del Carmen, 29 May.- Mucho se ha cuestionado el actuar del señorito presidente municipal Pablo Gutiérrez Lazarus, pero es que solo se ha dedicado a hacer labores de barrido y pintado de calles, parques y jardines, como si fueran parte de sus funciones como alcalde.

Como ya es costumbre, los «pablitoliebers» y los «lulúbots» se han puesto de tapete y han aplaudido estas acciones del alcalde, barrer y pintar, como si se tratara del descubrimiento de la penicilina.

A este vitoreo absurdo se ha sumado un muchas personas sumisas, mediocres y conformistas que alegan que «al menos este presidente sale a barrer», ¿A caso para eso fue electo? Claro que no.

Por fortuna es mayor el número de personas sensatas que entienden que esas no son funciones de un presidente, personas que se han dado a la tarea de participar como ciudadanos y señalar el error en el que cae la pequeña lulú y su séquito.

A estos esfuerzos nos sumamos con nuestra labor de informar, demostrando con los elementos legales que dictan cuáles son las verdaderas funciones que debe desempeñar el alcalde, que sobra decir no son pintar ni barrer.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=10,7,9,8,20,12,17,16 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Estimado señorito presidente tome lápiz, papel, y sobre todo ponga mucha atención para que aprenda algo de lo que explicaremos a continuación.

La Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Campeche en su artículo número 69 enumera todas y cada una de las atribuciones, obligaciones o funciones que le corresponden al presidente municipal, entre las que destacamos convocar a los integrantes del Ayuntamiento a las sesiones de carácter ordinario o extraordinario; cumplir y hacer cumplir las disposiciones contenidas en las leyes y reglamentos federales, estatales y municipales, así como aplicar las sanciones previstas por estas últimas a los infractores; y vigilar que el manejo y la inversión de los fondos municipales se realice en cumplimiento estricto del Presupuesto de Egresos del Municipio; en ningún artículo la mencionada ley hace referencia o señala que el alcalde deba pintar o barrer.

pablo barre 01

Por otra parte existe el Bando Municipal de Carmen que en el artículo 7 establece que el fin esencial del Ayuntamiento es lograr el bienestar general de los habitantes del municipio, para esto deben las autoridades municipales sujetarse a una serie de disposiciones, como son satisfacer las necesidades colectivas mediante la prestación de los servicios públicos; y garantizar la salubridad e higiene pública.

Entre los servicios públicos que el ayuntamiento debe satisfacer destacan el agua potable y alcantarillado; alumbrado público; limpieza, recolección, transporte y destino de residuos de los lugares públicos o de uso común; protección del medio ambiente, seguridad pública, entre otros. Está de más señalar que constantemente carecemos de alguno o varios de estos servicios.

Ahora bien para que el Ayuntamiento de Carmen pueda brindar el servicio público de limpia, tiene a la Dirección de Medio Ambiente y Aprovechamiento Sustentable Municipal, y la Dirección de Servicios Públicos Municipales, al menos así lo estipula el artículo 113 del mismo Bando Municipal.

El artículo 15 del Reglamento de Limpieza para el Municipio de Carmen, define al servicio de limpia como: el Barrido de vías públicas y áreas de uso común; la recolección de residuos sólidos; y el diseño, instrumentación y operación de sistemas de almacenamiento, transporte, rehuso, tratamiento y disposición de dichos residuos.

El mismo reglamento en el artículo 16 señala que Dirección de Servicios Públicos podrá nombrar el personal necesario y proporcionar los elementos, equipos de trabajo y seguridad para prestar el servicio.

Por cierto, dentro de la Dirección de Servicios Públicos existe el departamento de Parques y Jardines. que es el encargado de mantener aseados los parques y jardines de la ciudad, que comprenden banquetas, ornato, calles y áreas verdes.

No hay ley o reglamento que haga mención de que el presidente municipal, el señorito Pablo, tiene que ir a barrer, pintar o limpiar calles, banquetas o jardines personalmente, para estas labores existen funcionarios y personal contratado y a disposición de la Dirección Servicios Públicos que encabeza Néstor Solana Ramos, a quien por cierto no se le ha visto colaborar en persona con estas actividades.

Si lo que Pablo Gutiérrez quiere es huir de sus responsabilidades como alcalde, y desea fungir como personal de limpieza, pues está en todo su derecho pero tiene la obligación de ponerse a disposición de Recursos Humanos para que lo transfieran al departamento adecuado y le hagan el ajuste salarial. No podemos tener un barrendero que cobre $130 mil pesos mensuales, mientras que los demás obreros apenas y alcanzan los $5 mil.

Lo que el municipio de Carmen necesita es una persona que esté dispuesto a hacer frente a los problemas y asuma las responsabilidades que confiere ser presidente, no un chamaco con complejos de diva, en busca de reflectores y popularidad en vez de buscar el bienestar de todos los que habitamos Carmen.

Hasta aquí, La Puntita.

Comments are closed.