Press "Enter" to skip to content

Inútil presidente instala paradero inútil

pablo paraderoCiudad del Carmen, 11 Ago.- Con la novedad que el reconocido politólogo y presidente del municipio de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, cacareó una vez más uno de sus huevos puques.

Pues en su cuenta de facebook, actualmente su principal y tal vez su único medio de difusión, publicó un video en el que mostraba su más reciente logro, la instalación de un paradero de transporte urbano, «¡Listo el paradero del parque Tila!» fueron las palabras que el magnánimo edil usó para realizar su anuncio.

Como era de esperarse la gente se le vino encima, pero no para apapacharlo ¡fuchi!, sino para señalarle que el parque Tila no se encuentra dentro de ninguna ruta de transporte público colectivo, o sea de camiones o combis, que ese paradero resulta inútil e innecesario.

Como es costumbre de Pablo, intentó minimizar su error haciéndose el gracioso al agregar que ahí si pasan los taxis, a lo que algunos usuarios le refirieron que los taxistas paran donde les place sin respetar los señalamientos menos los paraderos. Al sentirse evidenciado como imbécil el alcalde cambió su «estrategia» al decir que si existe una ruta que incluye al parque tila en su trazo.

Según Gutierritos se trata de una ruta piloto que supuestamente está en funcionamiento desde el pasado 21 de abril pero que solo cuenta con un solo camión urbano prestando el servicio.

Hay que dejar claro que al tratarse de una ruta «piloto» no hay la garantía de que se quede de manera definitiva, es decir, la ruta podría no continuar en uso, lo que la lleve a desaparecer.

Entonces dado lo anterior es obvio que la pequeña lulú, Pablo Gutiérrez, se ha dedicado a instalar paraderos innecesario y a gastar recursos que según él no hay, dinero que se irá a la basura si su ruta piloto no funciona.

O tal vez ese paradero no es tan inútil como el alcalde, pues de seguro costó más de 70 millones de pesos ($72,392,012.71 es la cantidad exacta que aún no logra aclarar pablito), y es por eso que lo cacareó tanto, para poder justificar uno de los montos que misteriosamente han desaparecido en apenas 10 meses de su administración.

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. Después de tantos golpes y jalones, la Puntita se puso gruesa, por eso ahora en el coche podrán encontrar un costal de croquetas, carnazas, bozales, y correas de castigo, por si Pablo manda de nuevo a los policías.

Comments are closed.