Press "Enter" to skip to content

Hoy dejamos una Legislatura que ya tiene su propia historia: Edgar Hernández

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=7 width=600 height=95 orderby=rand]

edgar hernandezAgradezco a las y los compañeros integrantes de la Diputación Permanente su disposición para aprobar mi solicitud de licencia.

Para mí, hoy se cierra un ciclo que constituyó una extraordinaria experiencia en mi vida personal, profesional y política.

En estos dos años y meses que me correspondió el alto honor y la gran responsabilidad de coordinar los trabajos de esta Sexagésima Primera Legislatura, he podido consolidar mi convicción de que el servicio público debe ser, precisamente, vocación de servicio y entrega a las causas de la gente.

El poder es poder servir.

Desde aquel 1º de octubre de 2012, en que se instaló formalmente esta Legislatura, me propuse poner mi mayor empeño para afrontar el reto que significó coordinar las tareas legislativas y dar resultados.

Hoy dejamos una Legislatura que ya tiene su propia historia.

Los logros que sin duda hemos obtenido y que se reflejan en nuevas leyes y reformas de la mayor trascendencia, son mérito de todos, de los 35 diputados, sin excepción.

No me atribuyo más mérito que el haber sido parte de este magnífico cuerpo legislativo.

Discutir, diferir y contrastar opiniones, como corresponde a cualquier Parlamento, en ningún momento anuló la posibilidad de convivir, coincidir y acordar.

Reconozco en mis 34 compañeros diputados y diputadas, su madurez política, su convicción de ser parte integrante de un Poder del Estado, y su sensibilidad social, que han sido los valores que nos han permitido construir los consensos necesarios para legislar con oportunidad y eficiencia.

Hemos sabido construir consensos. Pero también hemos sabido construir amistades.

Cuando llegamos aquí, muchos ni siquiera nos conocíamos.

Hoy tengo el privilegio de considerarlos a todas y a todos amigas y amigos.

La vida y la política seguramente nos llevarán por rumbos distintos, pero siempre quedará la huella indeleble de la amistad y el afecto personal por la experiencia única que compartimos.

Sin duda nuestras diferencias nos distinguen, como corresponde a un Congreso que sustenta su fortaleza en la pluralidad, pero no nos separan, porque todos tenemos el mismo propósito: servir a Campeche.

Me voy, no sin nostalgia, pero con la inmensa satisfacción de haber cumplido en la medida de mi capacidad y de mis fuerzas, sin egoísmos, sin regateos.

Quiero agradecer el trabajo eficaz, permanente y solidario de los integrantes de la Junta de Gobierno y Administración.

Muchas gracias a la diputada Yolanda Valladares Valle, vicepresidenta de la Junta y Coordinadora del Grupo Parlamentario del PAN.

Gracias a mi muy apreciado amigo, diputado Jesús Quiñones Loeza, secretario de la Junta de Gobierno.

Y con un gran afecto y gratitud a mi querida amiga diputada Adda Luz Ferrer González, vocal de la Junta de Gobierno y Administración.

Muchas gracias al diputado Ismael Canul Canul, representante legislativo del Partido de la Revolución Democrática.

Mi reconocimiento al diputado Mario Trinidad Tun Santoyo, represente legislativo del Partido Nueva Alianza.

Gracias a la diputada Ana María López Hernández, represente legislativo del Partido del Trabajo, y al diputado Manuel Jesús Zavala Salazar.

Todos, con generosidad y alto sentido político, han sabido anteponer a los intereses particulares y de grupo, el interés superior del Estado.

En el Grupo Parlamentario del PRI elegimos como nuevo coordinador al diputado Ramón Gabriel Ochoa Peña, y en consecuencia, tal como lo mandata la Constitución Política del Estado y nuestra Ley Orgánica, asume hoy la Presidencia de la Junta de Gobierno y Administración.

Creo que fue una magnífica elección.

El diputado Ochoa Peña es hombre de vasta experiencia en el servicio público y ha desempeñado un magnífico papel como diputado por el Distrito XX.

Tengo la plena seguridad de que sabrá coordinar con inteligencia, eficacia, prudencia y tolerancia los trabajos que corresponden al tramo final de esta Legislatura, y que todavía son muchos y muy importantes.

Y al final, junto con todos sus integrantes, habrá de entregar muy buenas cuentas.

Muchísimas gracias al personal de apoyo del Congreso, cuya perseverancia y lealtad nos ha permitido cumplir sin contratiempos con nuestras funciones legislativas.

A los representantes de los medios de comunicación. Creo que voy a extrañar sus cuestionamientos, pero ya habrá oportunidad de encontrarnos en otras trincheras.

Muchísimas gracias a todos.

De todos me llevo su amistad y a todos les dejo mi más sincero afecto y reconocimiento.

Muchísimas gracias.

Comments are closed.