Press "Enter" to skip to content

Gobernación advierte de uso de la fuerza si no terminan bloqueos

protesta magisterialMéxico, 30 Jun.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, advirtió que se hará uso legítimo de la fuerza si los maestros disidentes no despejan las carreteras del sur del país, y negó que la liberación de los líderes sindicales detenidos esté bajo negociación.

En declaraciones a los medios locales, Osorio indicó que ya ha tenido dos reuniones con los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en las que no han «llegado a nada».

«No veo voluntad de ellos para solucionar absolutamente nada con respecto a los incidentes que se están sucediendo allá en Oaxaca», donde los maestros han realizado bloqueos carreteros que han afectado el abasto de productos básicos, y por ello «no hay fecha para otra» reunión, señaló.

«No he visto acciones que nos permitan ver que también hay interés y que podemos caminar por la vía del diálogo», afirmó el ministro, quien aseguró que se recurriría al uso legítimo de la fuerza «si no hay opción».

«Tenemos atribuciones y tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad», añadió al referirse a «la exigencia de otros tantos miles, que son la gran mayoría en Oaxaca, de que se regrese a la normalidad, que se despejen las vías de comunicación».

Hay «un mandato de regresar a la normalidad y estamos abriendo los espacios» (de negociación), pero si no se generan las condiciones por vía del diálogo «entonces tenemos que actuar porque no pueden seguir las cosas (…) como hasta ahora están», insistió.

Además, el titular de Gobernación aclaró que no hay una negociación entre las partes sobre una eventual excarcelación de Rubén Núñez y Francisco Villalobos, líderes de la CNTE en Oaxaca, acusados de operaciones con recursos de procedencia ilícita y robo agravado, respectivamente.

En relación al enfrentamiento registrado el 19 de junio en Asunción Nochixtlán, Oaxaca, donde nueve personas murieron en un choque con las fuerzas de seguridad, dijo que la investigación sobre lo ocurrido «está en proceso».

«Por supuesto que si hay responsables de un lado y del otro deben de ser castigados y no debe haber miramientos», apuntó Osorio, quien recordó que para actuaciones como las del 19 de junio se deben cumplir protocolos en el uso de la fuerza para que no se pierdan vidas.

La CNTE responsabilizó a la Policía Federal del choque, mientras el Gobierno atribuyó la violencia a grupos radicales infiltrados en el movimiento magisterial.

Enrique Enríquez, líder de la CNTE en la Ciudad de México, dijo hoy a Efe que el diálogo con el Gobierno está abierto, pero lamentó las declaraciones de Osorio, quien ayer prometió a los empresarios de Oaxaca restaurar el orden.

Dichas declaraciones del ministro son una muestra de que «están preparando el escenario para utilizar la fuerza pública» contra el movimiento magisterial, aseveró.

Los miembros de la CNTE piden la derogación de la reforma educativa de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Los miembros de esta agrupación sindical, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, consideran que la reforma fue más bien de tipo laboral y piden la construcción de un nuevo modelo educativo, la liberación de los dirigentes presos y la restitución de maestros cesados.

Comments are closed.