Press "Enter" to skip to content

Fiesta de unidad priísta

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=7 width=600 height=95 orderby=rand]

Por Luis Armando Mendoza Leciano.

registro_alejandro_morenoPuntualito, a las 13:00 horas, Alejandro Moreno Cárdenas arribó a la sede del PRI y aquello se volvió una locura. Todo mundo quería saludarlo, abrazarlo y tomarse la foto con él.

Una ola de gente casi lo arrollaba a su paso hasta llegar a la mesa de registro donde entregó la documentación para ser inscrito como precandidato de unidad a la gubernatura de Campeche.

Lo mismo ocurrió cuando se dirigió al templete donde más tarde el presidente del CEN del PRI, César Camacho, le entregaría su constancia de registro y convocaría a los priístas a construir la unidad que lleve a Alito, “primero a la candidatura y luego a la gubernatura de Campeche”.

“Pero una unidad activa, porque “la política se diseña con la cabeza, pero se hace con el corazón”, enfatizó el líder nacional priísta.

Arropado por quienes le disputaron la precandidatura –Ana Martha Escalante, Raúl Pozos Lanz, Renato Sales Heredia y Oscar Rosas González– a quienes agradeció su respaldo, Alejandro Moreno convocó también a la unidad del priísmo, pues aseguró que “los enemigos están afuera, no adentro del PRI”.

Uno por uno, les agradeció haberse sumado a su precandidatura y los priístas les tributaron un aplauso. Y en lo que fue considerada una muestra de esa unidad, el senador Raúl Pozos caminó hasta Alejandro Moreno y le levantó la mano.

Ante miles de priístas de todo el estado, algunos dicen que más de 10 mil, que colmaron toda la avenida 16 de Septiembre y gran parte de la calle 8, el ahora precandidato convocó a trabajar en unidad para construir el triunfo en las elecciones del próximo 7 de junio.

Junto a él, como símbolo de unidad, estaban los exgobernadores Abelardo Carrillo Zavala, Antonio González Curi y Jorge Carlos Hurtado Valdez, quienes le levantaron la mano y le ofrecieron su respaldo.

Moreno Cárdenas reconoció la presencia de priístas de cada uno de los municipios del estado, recordó sus inicios en el PRI, hace 23 años, cuando al Comité Directivo Estatal llegó un joven enérgico y un poco atrabancado, y dijo que hoy a ese joven se le cumple uno de los sueños más importantes: venir a registrarse como precandidato en búsqueda de la gubernatura.

Y reiteró el que ya convirtió en su mensaje de lucha: “para lograr lo que nunca se ha logrado, hay que hacer lo que nunca se ha hecho”.

Fue un día de fiesta priísta que alcanzó su clímax cuando, fuera de todo protocolo, Alejandro Moreno descendió de un salto del templete para fundirse con la multitud que enloqueció y, otra vez, aquello se convirtió en un maremágnun que arrollaba todo a su paso.

Todo mundo lo abrazaba, le saludaba de mano y le pedían una foto con él. Así fue todo el trayecto hasta llegar a su camioneta que abordó para retirarse. Culminaba así el ritual priísta del registro del precandidato, que el 15 de febrero se convertirá en el candidato oficial para contender por la gubernatura de Campeche.

Comments are closed.