Press "Enter" to skip to content

Familia pierde hogar en incendio

El día de hoy acudí a visitar a la familia que perdió todo en el incendio registrado la madrugada del miércoles en la colonia 23 de Julio, lo primero que noto es un pila de madera quemada, un grupo de personas trabajando y un letrero de «se vende hielo», cabe señalar que la madera quemada forma parte de los restos de la vivienda que fue consumida por el fuego, las personas son vecinos que apoyan a la familia a reconstruir la casa,  y el letrero ya no cumple la función que tenía.

incendio 03Al llegar fui recibido por la señora Ludivina Juárez Fuentes quien muy calmada me detalló el suceso, mismo que inició en lo que alguna vez fue el cuarto su niña, al percatarse la pequeña del fuego en su habitación corrió a despertar a sus padres quienes apresurados sacaron a los menores de la casa que rápidamente fue devorada por las llamas, dejando solo escombros y restos quemados de lo que era su hogar.

«Cuando llegaron los bomberos no hicieron más que mirar porque no traían agua para apagar el fuego» comenta Ludivina.

Después de escucharle y ver que la familia se encontraba bien, mi pregunta fue ¿Ha recibido algún apoyo? A lo que la señora Ludivina respondió que solo de los vecinos de la colonia, quienes le han estado llevando un poco de material para reconstruir su casa, y que a su niña le habían regalado un par de chanclas para que pudiese ir a la escuela, ya que hasta sus útiles se habían perdido.

incendio 02“No he recibido apoyo del presidente, ni de los diputados, nadie se ha acercado a ayudarnos, ni siquiera quieren atendernos para que se lleven los escombros que quedaron” fueron palabras de la señora Ludivina.

Es increíble que aún en situaciones como estas nuestros representantes (llámense diputados, regidores, senadores, o presidentes) sigan estando ajenos, es acá donde se les necesita, donde tienen que estar dando su apoyo, son ellos quienes cuentan con el recurso, mismo recurso que se les destina gracias a las aportaciones fiscales de los ciudadanos, y no es posible que no se acerquen más que a pedir el voto cuando lo necesitan; recientemente hubieron dos informes, el de Fernando Eutimio Ortega y el de Jorge Rosiñol Abreu, donde se presentaron con bombo y platillo las supuestas labores realizadas para bien de los ciudadanos, pero al ver el escenario de hoy, nos percatamos que todo es completamente ficticio, un circo. Hace unos días en el parque central descargaban material de construcción para que líderes de colonias entregaran (no de manera gratuita), recurso otorgado por la diputada Federal Rocío Abreu Artiñano, quien también se ha mantenido ausente con la familia de la señora Ludivina.

¿Dónde están aquellos que se ensalzan diciendo que apoyan a la gente? ¿Será que  Fito Magaña solo acude a dar espectáculos de baile matutinos a los parques en vez de estar donde se le necesita? ¿Qué me dicen de Dinorah Hurtado, estará haciéndole honor a su apellido y la gente le importa un carajo? ¿Y que se ha hecho Facundo Aguilar? Nombres más, nombres menos, pero ni estos, ni los otros se han presentado siquiera a saludar con sombrero ajeno, se les ha olvidado que están para servir y no para ser servidos, se les olvidó que hace un par de años andaban de casa en casa, entre el lodo y sudando pidiendo ayuda, pidiendo el voto.

Ludivina y su familia,a pesar de estar pasando por momentos difíciles, hace 15 días fallece su padre y ahora su hogar queda reducido a cenizas, tienen en su rostro una sonrisa, sonrisa con la que afrontan su dolor, ya que como comentaba la señora hay que salir adelante a pesar de las dificultades, solo espera poder reconstruir su casa y que las personas le apoyen con lo que puedan.

incendio 01Entre los recursos que son requeridos están: materiales para construcción (láminas, blocks, alambres, clavos, maderas, cemento), estufa, refrigerador, colchones, trastes (vasos, platos, cucharas), ropa, despensa (azúcar, agua, frijoles, arroz, café, leche); o algún otro tipo de apoyo, incluso un vecino que es albañil ya ofreció su trabajo para reconstruir el hogar de la señora Ludivina.

Su servidor y el equipo de El Voceador, invitamos a nuestros lectores y al público en general a apoyar a esta familia que está pasando por este amargo momento, ellos perdieron su hogar a causa de un incendio, situación que podría pasarle a cualquiera; toda ayuda es buena y solo nosotros, los ciudadano de a pie, podremos ayudar.

Por Fabián Guerrero

Be First to Comment

Deja una respuesta