Press "Enter" to skip to content

Estrella de Mar, ¿Dónde quedó el Estado laico?

La imposición de la Estrella de Mar al malecón de mi hermosa isla, es una violación que va más allá de un simple derecho no ejercido, el actuar del gobierno municipal y estatal, agrede, violenta, destruye, ofende y sobaja los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos que habitamos este maravilloso estado, las autoridades NO pueden interferir en la vida interna de ninguna asociación religiosa, artículo 130 inciso b, de la Constitución Política de México, por lo mismo, el Estado es Laico, artículo 40 de la misma Ley; entonces, ningún gobierno puede o debe usar dinero del pueblo para beneficio de una institución religiosa; sin embargo, este hecho va más allá de los aspectos jurídicos, que por lo visto no son importantes para nadie.

stella marisLa imposición de un monumento religioso dentro de un espacio público, denigra, ofende y destruye todo principio de fe y de amor a Dios, por el solo hecho que Dios dijo RESPETAR a su semejantes, la imposición de un icono religioso, no respeta a las personas que tienen su fe diferente a la católica, no respeta el espacio que es público y creado como centro de distracción y turismo, no respeta a la propia imagen de la virgen al exponerla a un sin fin de ofensas y humillaciones por parte de los otros creyentes ajenas a ella, para eso Ella tiene su casa; a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, ¿por qué seguir generando idolatrías?, JUAN PABLO II, en su Audiencia General del 1 de septiembre del 2004, al comentar el Salmo 113 «Alabanza al Dios Verdadero», dijo: «La idolatría es una tentación de toda la humanidad en todos los tiempos. El ídolo es una cosa inanimada, nacida de las manos del ser humano, una estatua fría, sin vida”.

Héctor Fernández Lara

Colaborador

Be First to Comment

Deja un comentario