Press "Enter" to skip to content

El sistema inmunológico en neonatos; efectos de la tuberculosis y hepatitis C en la edad adulta.

Baja California. 21 Jul (Agencia Informativa CONACYT ). – En el Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE), los investigadores del Departamento de Innovación Biomédica han aportado al campo de la inmunología una serie de descubrimientos profundos acerca del funcionamiento de dicho sistema al actuar frente a padecimientos como la hepatitis C y la tuberculosis. De igual manera, se han arrojado datos interesantes relacionados con las primeras respuestas de defensa en recién nacidos.

[adrotate group=»2″]

Usando prácticas en ratones e incluso en pacientes, las investigaciones tienen como fin el estudio de las enfermedades y la postura del ser humano ante ellas para eventualmente analizarlo y tomar decisiones de mejora en el sector de la salud. Del 7 al 9 de junio, el Dr. Leopoldo Flores Romo impartió el curso intensivo «Respuesta inmune innata, respuesta inmune adaptativa: de los conceptos básicos a los aspectos clínicos relevantes».

Recién nacidos: nuevas defensas

Es poco cierto el considerar que el sistema inmunológico de un recién nacido es débil. El Dr. Flores señaló que, a diferencia de los adultos, el cuerpo de un neonato no cuenta con memoria inmunológica; es decir, no tiene células entrenadas que recuerden cómo actuar ante algún agente extraño en particular. «Un neonato se enfrenta por primera vez a las enfermedades».

No obstante, esto no significa que el bebé tenga un sistema deficiente. «Si en los recién nacidos se aplica ex profeso un antígeno experimental y se busca la reacción en los ganglios regionales, en tan sólo 12 a 24 horas hay reacomodos y reorganización de células muy especializadas, pero si no aplicas nada, ello tarda días.» Y así mismo, agregó: «Tan sólo las vacunas de polio y tuberculosis se aplican en recién nacidos y funcionan tan bien que, afortunadamente, es muy raro ver niños con secuelas de polio».

Tuberculosis: Acción temprana

Incluso si el Dr Flores lidera la investigación neonatal, sus inicios estuvieron en el estudio de la tuberculosis, en colaboración con el Dr Rogelio Hernández Pando.

«Empezamos a estudiar los ganglios regionales al pulmón, donde deberían iniciarse estas respuestas. (…) En lugar de tenerlas en 24 a 48 horas, se ven 21 días después, un retraso muy prolongado y conveniente para la microbacteria». También señaló que dichos estudios revelan estrategias de crecimiento y plantación microbacteriana, lo cual se le atribuye a su adaptación evolutiva.

[adrotate group=»2″]

La Hepatitis C: Efectos

Por su parte, en el Departamento de Innovación Biomédica, el Dr. Marco Antonio de León Nava, investigador asociado, comentó que al menos tres especialistas trabajan en los campos de inmunología de la institución. Sus aportaciones se basan en el desarrollo de anticuerpos neutralizantes hasta los linfocitos T. Las investigaciones del Dr. León van encaminadas a los inmunomoduladores.

En colaboración con el Dr. Alexei Licea Navarro, se evalúan péptidos marinos y virales, con el fin de regular linfocitos T, dirigentes de la respuesta inmune. Uno de éstos es el virus HCV, es decir, el de la Hepatitis C.

Por el momento, el Dr León y sus colaboradores se encuentran en espera de financiamiento para el desarrollo de investigaciones especializadas a desvelar aquellas dudas sobre dicho virus, la respuesta inmediata y la mejor vía de combate. Esto se desarrollará en conjunto con investigadores del CICESE, del Instituto Nacional de Cancerología, el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), entre otros expertos.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.