Press "Enter" to skip to content

El Primer Barrendero Municipal

barrendero[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 27 Oct.- Cuando las personas votaron por Pablo Gutiérrez Lazarus para presidente municipal del Carmen, lo hicieron esperando un verdadero cambio en la administración pública de este municipio, confiaron y creyeron en las promesas de aquel joven con aires de grandeza.

Sin embargo los electores no se esperaban que el ahora Presidente Municipal, les fallara desde el primer mes, y que en vez de dedicarse a barrer con la delincuencia en el municipio y las irregularidades dentro del ayuntamiento y su administración, solo se ha dedicado a barrer calles y banquetas de la ciudad, como si para eso hubiera sido elegido, y peor aún como si para eso se le pagara.

Según el tabulador de puestos y salarios del ayuntamiento de Carmen, nuestro señorito presidente, quien ahora recibirá su nombramiento como Primer Barrendero, percibe un salario neto a la quincena de $64,995.81, para hacer un total mensual de $129,991.62.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Si hacemos cuentas, nuestro Primer Barrendero Presidente Municipal Pablo Gutiérrez percibe un salario diario de 4 mil pesos, centavos más centavos menos, es decir, tenemos el barrendero más caro; y quienes votaron por él para tener un presidente de cambio, pues hicieron bien, pues Gutiérrez Lazarus ha decidido cambiar, en vez de ser presidente va a andar todo el día con el palo de la escoba en la mano.

No se trata de menospreciar la labor de los barrenderos, su trabajo es muy necesario, pero hay un dicho que va mas o menos así: «zapatero a sus zapatos», que Pablo deje de hacer funciones que no le competen, su trabajo es dirigir y delegar reponsabilidades en la administración municipal, si tantas ganas tiene de barrer, que empiece en casa, y no siga con prácticas de administraciones anteriores.

Una última recomendación por hoy, limpia bien la regadera.

Hasta aquí, la puntita.

Comments are closed.