Press "Enter" to skip to content

El miedo no anda en burro

PGL[useful_banner_manager_banner_rotation banners=10,7,9,8 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 4 May.- En menos de un mes se registraron tres homicidios, dos baleados, un intento de secuestro y sin número de asaltos y robos, todos de importancia, y que dejan en claro el ambiente de inseguridad que predomina en nuestra comunidad.

Hasta el pasado domingo ni una autoridad local había vertido señalamiento al respecto a esta ola de delincuencia, incluso el intento de alcalde, Pablo Gutiérrez Lazarus, se negó a dar entrevista acerca de este tema de gran interés, mostrando su falta de tacto y de compromiso con los ciudadanos.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=20,12,17,16 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

El pasado lunes, fue encontrado sin vida el cuerpo de una dama que laboraba en la actual administración y sobresale el hecho de que esta funcionaria era de extracción panista; por esta razón la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Carmen, a través de su cuenta en Facebok, emitió el siguiente posicionamiento:

«El Ayuntamiento de Carmen 2015-2018 que encabeza el Presidente Municipal, Pablo Gutiérrez Lazarus, lamenta y condena enérgicamente el homicidio de la trabajadora del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac), Leticia Carretino Lara».

Es curioso el hecho que apenas este lunes el remedo de alcalde lamentara y condenara el homicidio de su empleada, y compañera de partido, pero es lamentable que olvidara lamentar y condenar los hechos violentos que han envuelto a la ciudad, que olvidara lamentar y condenar los asesinatos de las otras dos personas, y que olvidara lamentar y condenar los robos, secuestros, y la inseguridad en la que vivimos.

Ni una muerte es de mayor o de menor interés que otra, y eso es algo que al presidentito no le ha quedado claro.

Hay un viejo y conocido refrán que reza más o menos así: «El Miedo no anda en burro», y para muestra un botón, pues hasta el lunes todo estaba bien en la isla del Carmen, hasta que tocaron a un miembro de la administración que preside Pablito.

Todo parece que sintió pasos en la azotea ya que se fue huyendo a Campeche, sin el previo consentimiento del cabildo, a suplicar de rodillas para que firmaran lo que fue denominado como «Convenio de Coordinación en Materia de Seguridad», también conocido como «Mando Único Policial».

Solo hay que verle la cara al muchachito para entender la preocupación que le embarga, el IMSS no es el único que le embarga, y no es preocupación por la seguridad de los ciudadanos carmelitas, ni siquiera por la de aquellos que le otorgaron el voto y le hicieron llegar al puesto que ocupa, esa preocupación que tiene es por salvar su pellejo y el de sus amigos, allegados, achichincles, anexos y conexos.

Ahora, después de entregar el control de la Policía Municipal al la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Pablito tiene un trabajo menos que realizar, solo queda esperar a que este hijo de Geppetto por fin tome el control de su administración, de su vivida que haga un papalote, pero de la vida de los más de 200 mil habitantes de este municipio que la valore y respete, porque de ellos obtiene su nada despreciable sueldo, y para ellos debe trabajar desempeñándose como Presidente y no como empleado de limpieza.

Hasta aquí, la Puntita

Comments are closed.