Press "Enter" to skip to content

Duelo brutal por el segundo distrito electoral

Ciudad del Carmen, Cam, 4 Abr. (La Puntita).- Ya estamos en la primer semana de campaña, de proselitismo electoral, federal y ya salieron las primeras urracas, quise decir candidatas, para ocupar una curul en la cámara de diputados.

Lo anticipado se confirmó, Ileana Herrera se subió a la contienda por un hueso y busca ser la diputada federal por el segundo distrito que comprende Champotón, Palizada, Candelaria, Escárcega y Carmen. Pero hay que hacerle una observación a la mujer de chucky -la muñeca de plástico- si no pudo atender y apoyar a su distrito local ¿Cómo espera velar por los intereses de cinco municipios?

Que alguien haga el favor de decirle a Huleana, quise decir Ileana, que no necesita un “diseñador” que retoque su foto lo que ella requiere es un cirugano que le reconstruya la cara. Que sea honesta con los ciudadanos, ¿De qué le sirve verse “bien” en la foto si en persona es otra? sus votantes no la van a reconocer.

Por otro lado su principal contrincante, y quizás la única, es doña ‘Caprichosa’ también conocida como ‘la señora de las más de tres décadas’ (viviendo del pueblo) alias Dulce María Cervera Cetina. Que conste que todo es de cariño.

Por si no la conocen, doña Dulce María es profesora de educación preescolar, o al menos eso dice su currículo en la página del partido al que pertenece.

Ha ocupado 20 cargos durante los más de 30 años de estar involucrada en la política. Estuvo en tres diferentes puestos importantes en SEDUC, fue dos veces diputada local del distrito once de Carmen, y fue candidata por la alcaldía de este mismo municipio ¿Y qué creen? No ganó.

En los últimos años ha sido Secretaria de Pesca y Acuacultura del Estado, y recientemente ocupaba el cargo de Directora General del Instituo de la Mujer del Estado de Campeche. Y nada hizo por los pescadores ni por las mujeres.

Pero a pesar de tener tantos años de “experiencia” y de estar “trabajando” para la sociedad aún no conoce las necesidades de ésta, y lo peor no cuenta con propuestas para tratar de convencer a los electores. ¿Entonces como espera que voten por ella? ¿Les va a pagar?

Es un capricho de doña Dulce seguir viviendo de los recursos públicos para beneficiarse ella y los negocios familiares, por eso busca ser diputada federal. Pero hay que recordarle que por algo no ganó en el año 2000, y será por la misma razón que no ganará en estas próximas elecciones: la gente la conoce y no confía en ella.

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. De estas dos urracandidatas no se hace una, el problema es que a fuerza una de las dos tiene que quedar ¿Les daría tu apoyo? Se aceptan comentarios, sugerencias, y mentadas.

Un regalo para aquellos que no dejan de leer La Puntita