Press "Enter" to skip to content

De pañales y políticos

pablo-y-su-papel[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Ciudad del Carmen, 10 Oct (Redacción).-A los pañales y a los políticos hay que cambiarlos seguido y por la misma razón, cita un viejo dicho, que por cierto, está bien dicho.

Al menos en este hermoso municipio de El Carmen, intentamos aplicarlo cada tres años, lamentablemente, y como de costumbre, sin éxito y solo quedamos en la intención, pues no pasamos de los mismos políticos, no más que con diferente camiseta, eso sí, para que hagamos de cuenta que hubo cambio.

Pero en esta ocasión  salimos de Guatemala y entramos a «guatepior», y vaya que si, al menos el otro quiso tapar el sol con un dedo dejando obra pública y reduciendo la deuda, seguimos endeudados, pero la redujo; ahora este nuevo presidente ha dejado ver que está en pañales, y no solo por las quejas y lloriqueos, sino que se siente en el ambiente.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Y es que el señorito presidente no ha dejado pasar siquiera un mes y ya la embarró, primero nombrando como director de policía a un procesado por homicidio, a pesar de las rechiflas en contra por la ciudadanía; luego tomando facultades que no le pertenecen al cerrar una planta de tratamiento de aguas residuales; y su más fresca gracia la hizo al pasarse por alto, y por el arco, las leyes, al cabildo y al congreso estatal.

Resulta que al señorito se le ocurrió una idea grande, algo así como una ideota, corrió a su oficina, tomó su computadora, ejecutó «power point» y decidió imprimir una hoja en la que anunciaba que ya no se cobraría el «impuesto» de la basura. Luego se echó para atrás, dijo que siempre no, y mandó quitar el papel.

El cobro por el servicio de recolecta de la basura es innecesario, lacerante para la economía del pueblo carmelita, y es imperativo dejarlo sin efectos; pero Pablo debe saber, y si no lo sabe, debe asesorarse bien antes de realizar ese tipo de acciones, pues es una decisión que le corresponde a cabildo y congreso del estado, ya que ese cobro está estipulado y regulado en la Ley de Egresos del Municipio, y la leyes no se modifican por la simple intención de un mortal.

Que alguien le diga por favor al señorito que no se manda solo, y que razone sus decisiones antes de tomarlas, por que llegará el momento en que no nos alcance el dinero para tanto pañal, al final de cuentas esos errores los pagamos todos.

Tal vez se dejó influenciar por sus asesores quienes, en un acto desesperado, pretendieron desviar la atención, por lo del caso News Divine, con el viejo truco de la caja china, «made in» ayuntamiento de Carmen, pero más que caja china eso parecía letrina.

Definitivamente al señorito presidente, Pablo Gutiérrez, le conviene empezar a pensar y decidirse a cambiar de asesores, para evitarse tanto pañal, por aquello que dice el dicho.

Hasta aquí, la puntita.

Comments are closed.