Press "Enter" to skip to content

Bebés prematuros necesitan afecto para sobrevivir y enfrentar secuelas

cariño a bebe prematuro[useful_banner_manager_banner_rotation banners=7,8,9,10 interval=6 width=320 height=75 orderby=ran]

Zacatecas, 17 Nov.- Los bebés prematuros necesitan del afecto de la familia para poder sobrevivir y enfrentar las secuelas que deja el nacer antes de concluir su ciclo de formación, problemas que enfrentarán toda su vida, afirmó la paleativista del Hospital General de Zacatecas (HGZ), Elisa Robles.

La investigadora resaltó la importancia del amor y afecto como principal factor que ayuda a los bebés prematuros a sobrevivir, lo que se refuerza con cuidados médicos óptimos.

Entrevistada en exclusiva por Notimex, en el marco del 17 de Noviembre, Día Internacional del Niño Prematuro, la experta indicó que los datos muestran que las niñas prematuras sobreviven más que los niños en esa condición.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=12,16,17,20 interval=5 width=320 height=75 orderby=ran]

Explicó que se considera bebé prematuro a los que no terminan su gestación y por ello tienen problemas del corazón, pulmones, ojos, cerebro y oídos, por mencionar algunos.

“Cada ser es diferente y a unos les afecta de una forma y a otros de otra. Pero todos ellos sufren secuelas”, dijo la paleativista, quien en el sector salud local atiende a madres y padres de bebés prematuros y a quienes recomienda dar amor y atención.

Los problemas biológicos con los que nacen los bebés que no llegan a término del embarazo se complican con la atención médica que debe dárseles.

Como ejemplo refirió la incubadora, que sin ella morirían, pero que les quema los pulmones y conductos auditivos, por lo vulnerable en que se encuentran y que a lo largo de su vida deben recuperarse.

Todas esas afectaciones sanan con el tiempo, pero al principio es complicado, enfatizó Robles al indicar que un bebé prematuro siempre tendrá secuelas y que es hasta los dos años de edad que se puede medir el nivel de retraso que presenta, ya sea mental, talla o peso, entro otras.

Un bebé prematuro siempre tendrá menos estatura y pesará menos que uno a término.

Además, las mamás en casa deben trabajar el doble para poder sacar adelante a sus hijas e hijos prematuros, comparativamente con los que nacen en tiempo, entre las 37 a 40 semanas de gestación y con peso de 2.5 kilos en adelante.

Coincidió con las cifras dadas por el Hospital de la Mujer Zacatecana, que indican que 37 por ciento de los 40 alumbramientos mensuales que ahí se registran son de bebés prematuros.

Señaló que el programa Mamá Canguro registra resultados positivos para lograr la sobrevivencia de bebés prematuros y que no es otra cosa que el contacto de la madre con su hijo, al que coloca sobre su piel para darle calor y cariño y tener corazón con corazón, como sucede cuando está el vientre.

Comments are closed.