Press "Enter" to skip to content

Alcalde felicitó a los padres en su día, menos al suyo

Ciudad del Carmen, Cam, 20 Jun (La Puntita).- A diferencia de la publicación hecha por el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus el pasado 10 de mayo en la que felicitó a las madres en su día, incluyendo a la suya la señora Rose Marie Lazarus, este domingo 18 de junio que fue el día del padre Pablo no le dedicó ni una sola publicación o palabra al suyo.


En la publicación del 10 de mayo pablito «subió» una foto suya regalándole un ramo de flores a su madre, Rose Marie Lazarus de Gutiérrez, sorpresivamente aún tiene aunque muchos piensen lo contrario, y en la publicación del domingo solo subio una foto mostrando a otros papás pero de su padre, el señor Tomás Gutiérrez Pérez, ni se acordó.

Mientras que en redes sociales se dejó ver el sentimiento de amor hacia estos seres incomprendidos, los padres, que colaboran con la educación y crianza de los hijos, por aquellos padres luchones que si lo hacen, Pablo solo dejó ver su indiferencia hacia don Tomás.

La publicación del alcalde no refleja más que el rencor que guarda éste hacia su padre, pues es bien sabido que este último lo desprecia por las barbaridades que realiza al frente de la administración pública municipal, y por su sexualidad «indefinida»; incuso al señorito Pablo lo corrieron de su casa hace varios meses por que su padre estaba cansado de que organizara fiestas y orgías ahí, al menos eso dicen en los pasilos del ayuntamiento.

Lamentable que entre Pablo y su padre no haya buena relación, pues fue don Tomás quien lo inició en la política arrastrándolo al Partido Acción Nacional, ente que impulsó y ayudó a don Tomás a ser diputado local en el año 2000, a quien la gente si admiraba y respetaba; Pablo Gutiérrez le debe a su padre, Tomás Gutiérrez, el haber incursionado en la política; y a diferencia de éste, Pablo es despreciado por gran parte de la comunidad carmelita,

Es por eso el desdén que le tiene su padre don Tomás Gutiérrez, pues en vez de seguir su ejemplo como hombre, poítico respetado y trabajador, ha hecho de la alcaldía un carnaval, y del municipio su caja chica, afectando a miles de familias carmelitas.

En fin, ya está por terminar su trienio, y a pesar de su aspiración a la reeleción hay que tomar en cuenta que demostró no ser el «mesías» que muchos creían y esperaban, incluso ni el presidente de su partido lo respalda.

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. Los «pablitoliebers» dirán que la vida privada del alcalde sale sobrando y no debe importar, pero se les olvida que es funcionario público y todo lo que hace nos incumbe, más si sus traumas afectan las finanzas públicas, la economía social y a toda una comunidad.

Comments are closed.