Press "Enter" to skip to content

Alcalde carmelita renuente en reducir su salario como medida de austeridad

Ciudad del Carmen, Cam, 17 Ene.- Mientras que los presidentes municipales de Culiacán, Sinaloa, Jesús Valdez Palazuelos; el de Zapopan, Jalisco, Pablo Lemus; el de Pátzcuaro, Michoacán, Víctor Manuel Báez Ceja; y el de San Lus Potosí, Ricardo Gallardo Juárez, reducirán de un 10 a un 28 por ciento su salario y el de los servidores públicos de primer nivel; en ciudad del Carmen, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, se mantiene renuente a reducir su percepción económica como presidente municipal.

En días pasados a través de la Dirección de Comunicación Social, se dio a conocer que el alcalde Gutiérrez Lazarus decidió aplicar la reducción de salarios a los empleados municipales sindicalizados, y señaló que en próximos días entablará diálogo con los líderes sindicales para que acepten las medidas de austeridad, sin embargo aún no ha iniciado consenso con el cabildo para aplicar las mismas medidas a los servidores públicos de primer nivel, como lo son los directores, subdirectores, coordinadores, síndicos y regidores, mucho menos ha propuesto renunciar a los bonos que les proporciona la comuna, como en el caso de Nuevo León.

Por otro lado, cuatro gobernadores han dado a conocer sus planes de austeridad, con los que reducen entre un 10 y un 25 por ciento su sueldo, los mandatarios son Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León, con un 20% de reducción salarial; Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato, con reducción del 16%; Alejandro Tello Cristerna de Zacatecas, también con 20% de reducción; y Alejandro Moreno Cárdenas gobernador de Campeche, que se reducirá el salario en un 25%.

Sin embargo, y a diferencia de los citados representantes políticos, el munícpe carmelita, Pablo Gutiérrez, continúa en la cerrazón de no reducir su salario, posicionamiento que tiene desde inicios de su administración como lo dio a conocer en entrevista en noviembre de 2015 y que confirmó con su «Plan de Austeridad» que presentó el pasado lunes nueve de Enero.

«Yo estoy de acuerdo con trabajar, y cuando uno trabaja se justifica el sueldo, no tiene caso caer en cuestiones de otro tipo» aseveró Gutiérrez Lazarus y agregó «caer en ese tipo de cuestiones suena a otros personajes, habría que ser congruentes, yo estoy dispuesto a la valoración permanente, no voy a estar gastando en comidas, ni en viajes, celulares, ni en fiestas, uno tiene un sueldo y un trabajo que realizar.»

A pesar de sus declaraciones Gutiérrez Lazarus en su prmer año de administración gastó en celulares e imagen más de 150 millones de pesos, y distinto a su respuesta de hace poco más de un año, el alcalde ahora pretende menoscabar el derecho que por ley le corresponde a los empleados sindicalizados, dejando ver el doble discurso que suele usar para salir beneficiado solo él, manteniendo íntegro su sueldo y el de todos los funcionarios de primer nivel.

Ahora corresponde a los regidores y síndicos dar la cara por los empleados del ayuntamientos y por la comunidad carmelita, renunciando a los privilegios que tienen como servidores públicos, y por supuesto solicitar al presidente municipal que de el ejemplo.

Comments are closed.