Press "Enter" to skip to content

Al que escupe para arriba, le bañan la cara

Ciudad del Carmn, Cam 20 Jun (La Puntita).- Hace tres años el actual alcalde y candidato, de quien no diremos su nombre porque le encanta tener los reflectores encima -bueno le encanta tener de todo encima- pero nos limitaremos a decirle “Azulejo”; la cosa es que hace tres años el “Azulejo” denostaba contra la administración del entonces presidente municipal conocido como “satanás”.

En aquel entonces el “Azulejo” publicaba en su cuenta de Facebook un serie de quejas -que no dejó de hacer, pues la pasó 3 años quejándose por todo- y reclamos manifestando que él sería el salvador que esta ciudad y municipio necesitaban.

En diciembre de 2014 publicó que la autoridad estaba para poner el ejemplo, y que debía cumplir sus obligaciones; pero en lo que va de su administración no ha cumplido con las suyas como presidente municipal, pues debió realizar una sesión ordinaria de cabildo por mes, y si acaso ha hecho una por año, o menos, como cinco.

Además es el responsable directo por el incremente de la inseguridad ya que fue su decisión traer a un presunto homicida para nombrarlo director de la policía municipal ¿O ya se le olvidó?

También en diciembre de ese año señalaba los excesos de la primera dama Angélica Rivera por su casa blanca, y acusaba al nuevo PRI por regalar “laminitas” y pintura, pero ahora tres años después el alcalde en campaña regala bicicletas, cascos, gorras y falsas promesas.

Ahh si también pedía medicamentos en los centros comunitarios y transparencia en el uso de los recursos pero es su administración la que dejó sin medicamentos los módulos de bienestar social -con un presupuesto de 12 millones de pesos desaparecido- a pesar de que el gobierno federal destinó 2 millones y medio para remodelarlos y brindar los servicios; y por su puesto ha sido quien menos transparencia ha mostrado en el manejo de los recursos, pues niegan cualquier tipo de información solicitada a la Unidad de Transparencia y no da a conocer el estado financiero de las cuentas municipales en las sesiones del cabildo; y ahora su mejor amigo y principal asesor Juan Mendoza Vior es señalado los excesos en la construcción de su casa azul.

El “Azulejo” es bueno para reclamar, señalar y quejarse, pero a la hora de cumplir y trabajar falla, nada mas se le ve en fotos agarrando palos de escoba y palas, pero quien lo viera publicando en enero del 2015 que urgía un gobierno facilitador y no extorsionador cuando todos sabemos que durante su gobierno los comerciantes se han quejado del acoso y extorsión que viven por parte de la Coordinación de Gobernación Municipal, de Desarrollo Urbano y Protección Civil pidiendo moches para obtener permisos y licencias innecesarios ¿Eso es un gobierno que genera oportunidades?

Su forma de actuar ha sido una burla para los carmelitas, y sus publicaciones una mentada de madre; recordemos que el 6 de febrero publicó que era insultante el actuar de gobernación municpal al maltratar y humillar a personas que solo buscan una manera digna de ganarse el sustento, y dígannos ¿A caso no ha sido así la forma en que se conducen sus funcionarios de gobernación? ¿Ya se le olvidó que por órdenes de la tía de Juan Mendoza Vior 10 personas de esa dependencia levantaron a dos mujeres del parque de la colonia 20 de noviembre solo por vender tacos de barbacoa?

Y como pasar desapercibida la ineficiente actuación de la Policía Municipal que pide dinero a las cadenas de autoservicios para brindarles vigilancia a la puerta, o los inútiles retenes de alcoholímetro en el que solo sangran económicamente a los conductores pero no previenen accidentes. Hay que recordar que apenas en la pasada fiesta del mar 4 jóvenes perdieron la vida en un accidente vehicular por consumir bebidas embriagantes en la zona de playa norte, esa zona que “ya no es la cantina más grande del mundo”; pero en febrero del 2015 el “Azulejo” decía que no podemos seguir con una policía que en vez de prevenir, proteger y servir se dedica a extorsionar.

El “Azulejo” se convirtió exactamente en aquello que tanto criticaba: un funcionario déspota, corrupto, ladrón y mentiroso. Pasó tres años gritando que no había recursos y hoy pide ser reelegido ¿Para qué si no hay dinero con que trabajar? Pero justamente en esta temporada electoral ha dicho a los cuatro vientos que él hizo calles, domos, módulos y cuanta fantasía se le atraviese ¿Con qué dinero? ah si, con dinero del gobierno federal y estatal, con recursos ajenos a su administración, con sombrero ajeno.

Lo que si hizo fue contratar productos, bienes y servicios a precios muy por arriba del mercado, a través de empresas inexistentes, o de allegados, incluso empresas de otros estados sin considerar a los proveedores locales. Ha beneficiado a sus familiares y amigos, dañando a locatarios del mercado, a comerciantes ambulantes y establecidos, así como a miles de familias que pagan a tiempo su predial y servicio de agua potable.

Hasta aquí, La Puntita.

P.D. Le sienta bien el alias de “Azulejo” por que está vestido de azul y desde lejos se le ve que es bien… mentiroso, digamos que mentiroso.